elPeriódico economía

Domingo, 26 de mayo del 2019

Economyz

Valentín Bote, director de Randstad Research: "2019 será un año positivo para el empleo, pero alejado de los récord previos"

El director de Randstad Research estima que en este año se crearán unos 400.000 empleos nuevos, una cifra alta, pero que refleja la desaceleración del mercado

Valentín Bote, director de Randstad Research

Valentín Bote, director de Randstad Research // Randstad

Empleo

MERCADO LABORAL

Marta Gracia

Marta Gracia

El paro en 2018 registró su sexto año consecutivo de caída. Así, el número de parado se situó en 3.202.297, niveles de hace 10 años. Esto significa que a cierre del año pasado había 210.484 parados menos que el año anterior. Sin embargo, parece que la creación de empleo se va desacelerando. Valentín Bote, director de Randstad Research, asegura que 2019 será un año positivo para el empleo, pero alejado de las cifras récord.

Asimismo, alerta de que en 2019 hay una serie de incertidumbres en el mercado laboral, como la subida del salario mínimo. Asegura que puede ser negativo para algunos grupos de población.

¿Cómo se enfrenta el mercado laboral a este 2019?

2018 lo hemos cerrado de manera positiva para el mercado laboral, pero con señales de debilidad y de desaceleración. Las perspectivas para 2019, salvo sorpresas, es que se va a seguir creando empleo y en principio un año con cifras bastante razonables, con una creación de empleo en torno al 2%, pero cifras alejadas de lo que hemos estado viendo en los últimos 2-3 años. Ya nos hemos acostumbrado a crecimiento de empleo por encima del medio millón de puestos al año, pero esto no lo vamos a ver en 2019, porque hay una desaceleración de la economía en general, pasamos de estar creciendo por encima del 3% al 2-2,5%, según estimaciones. Y el empleo está muy acompasado al crecimiento del PIB. Estamos ante unas cifras del 2%-2,2%, unos 400.000 empleos más.

Está evolucionando de manera positiva, aunque es cierto que no se han recuperado niveles previos a la crisis, pero hemos vivido una crisis que ha sido la más grave en nuestra economía en los últimos 70 años. 2019 será un año positivo, pero ya bastante alejado de las cifras récord de los años previos.

¿Son datos negativos o aún hay esperanza?

Yo creo que la creación de 400.000 empleos en un año no se puede calificar de negativo, lo que sucede es que veníamos un poco mal acostumbrado con cifras espectaculares que nos condicionan un poco la visión que tenemos. Yo creo que en 2019 hay un conjunto de incertidumbres mayores que las que hemos tenido hasta ahora, tanto internas como externas.

Un ejemplo es la aprobación del salario mínimo profesional con una subida del 22%, aquí se puede debatir cuál es la cifra, pero no cuál va a ser el impacto, porque para determinados grupos de población va a ser negativo. Se va a destruir empleo en determinados grupos y además se puede dejar de crear empleo entre la poblacion con menos cualificación y menos experiencia.

¿Qué diferencias vamos a encontrar en la oferta y en la demanda?

Este fuerte crecimiento de los últimos años ha puesto de manifiesto ciertas tensiones entre oferta y demanda, en concreto podemos estar hablando de tensiones en perfiles muy cualificados, de determinadas ingenierías, informática, programadores, de manera estructural estamos afrontando mucha más oferta de puestos de trabajo que capacidad de generar estos perfiles en el mercado.

Por otro lado, un tema interesante que hay en España, es que hay un déficit estructural de perfiles intermedios, de formación profesional. Muchas veces de grados vinculados a industria y eso hace que tengamos un problema de talento.

En 2019 hay una serie de incertidumbres en el mercado laboral, como la subida del salario mínimo, que puede ser negativo para algunos grupos de población

¿Hay gente formada para los nuevos perfiles de trabajo?

Nos encontramos con que las universidades españolas tienen un número de alumnos matriculados en esas titulaciones más demandadas muy inferior a lo que exige el mercado laboral. Por lo tanto, ahora mismo y en los próximos años, nuestras universidades van a generar un número de titulados que no llega a alcanzar los que las empresas están pidiendo en número. Esto hace difícil encontrar ciertos perfiles lógicamente esto hace que esos perfiles se encarezcan, en términos de condiciones, al final solo si hubiera un crecimiento mucho mayor de los titulados podríamos estar satisfaciendo las demandas de las empresas.

¿Cómo se podría resolver?

-Hay algo que parte de simplemente información, hay que trasladar a esos jóvenes que pueden estudiar lo que quieran pero que sepan que si toman el camino de estas titulaciones se encontraría con un paro cero, mientras que hay otras con mucho paro, aunque te hayas formado durante 4 años. Esta información hay que darla.

También hay un tema de las propias universidades. Es inexplicable que si en determinadas titulaciones, la oferta de puestos de trabajo supera de manera tan clamorosa el número de matriculados y no aumenten el número de plazas que ofrecen. ¿Por qué en determinadas ingenierías vemos notas de corte de 12 cuando son puestos que se van a colocar al instante?

La falta de interés por la FP es otro problema ¿cómo se puede solventar?

La FP arrastra décadas de desprestigio, donde parecía que solo estudiaba formación profesional aquel que no era capaz de estudiar una carrera o un bachiller o que no quería estudiarlo. Yo creo que está cambiando ya con todo el tema de la FP dual, pero todavía son muchas décadas de desprestigio. En este sentido vamos mejorando pero todavía hay mucho camino por recorrer para que la FP se vea como una opción absolutamente normal para cualquier joven. Muchas veces ofrecen opciones laborales mejores que en las de una carrera y es una pena que esto no se aproveche. Sobre todo cuando aún estamos en una formación de jóvenes en el segmento bajo muy alarmante. Hay datos oficiales del Ministerio de Educación que reflejan que 3 de cada 10 jóvenes en edad de trabajar solo han terminado la ESO. La FP es una gran oportunidad para ellos.

¿Estamos ante un mercado laboral precarizado?

Los salarios en general por lo que vemos en la información de salarios colectivos están subiendo de manera moderada. Ahora mismo los últimos convenios que se han firmado están estimando aumentos del entorno del 1,7%. Sí que hay cierto movimientos salarial, pero en un niveles muy bajos. Lo que sí es cierto es que el salario medio está comportándose de manera más moderada, incluso en algún sector está cayendo. La gente que sale del mercado de trabajo sale con un salario superior al de la persona que está entrando. No es algo extraño, pero genera este comportamiento peculiar.  

En este articulo: Desempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando