elPeriódico economía

Lunes, 14 de octubre del 2019

Economyz

¿Buscas coworking? Esto es lo que ofrecen algunos de ellos

Madrid y Barcelona cuentan con alrededor de 49.000 metros cuadrados de espacios de coworking. Analizamos 8 de estos tipos de oficina no tradicional en diferentes ciudades españolas

Uno de los espacios coworking disponibles en The Shed Co, en Madrid

Uno de los espacios coworking disponibles en The Shed Co, en Madrid // The Shed Coworking

Empleo

COMPARTIR ESPACIO DE TRABAJO

Marta Gracia

Marta Gracia

La crisis trajo consigo desempleo, pero también gracias a ella comenzó a florecer el talento. De esta manera, surgieron empleos nuevos que revolucionaron el mercado laboral en los que no hacía falta estar 8 horas en tu oficina. Además, la digitalización ha permitido que se pueda trabajar desde cualquier lugar. Por esto, el coworking no es una moda pasajera.

Cada vez más gente no quiere trabajar en una oficina al uso, sino que busca otros espacios para potenciar su creatividad. De aquí nacieron los espacios coworking, un lugar de trabajo compartido por profesionales que no comparten ni  empresa, ni sector, pero que se unen para trabajar juntos en un mismo espacio. El objetivo es que se aporten valor mutuamente a través de las conexiones que se crean. Y la razón por la que se crearon es, principalmente, ahorro de costes (alquiler, luz, internet…), aunque luego compartan talento.

El modelo de coworking fue inicialmente impulsado por una nueva corriente de start-ups y emprendedores que buscaban aplicar un enfoque novedoso a los entornos laborales. Ofrecían una visión realmente nueva: su diseño, sus equipamientos y su cultura darían pie a una mejora de la colaboración, la apertura, el intercambio de conocimiento, la innovación y la experiencia del usuario. En los últimos veinte años, han surgido muchas marcas de coworking, pero su efecto cuantitativo en el panorama de oficinas ha sido, de momento, limitado.

En los 20 mercados de espacios de oficinas flexibles más grandes de Europa, las firmas que ofrecen un modelo de coworking puro representan únicamente el 21% del espacio flexible total. No obstante, la continuidad de la demanda de este tipo de espacio queda reflejada en el crecimiento del 21% que experimentaron los espacios de coworking en 2017. Este nuevo modelo ha impulsado un crecimiento sin precedentes: desde principios de 2016, se han incorporado 850.000 metros cuadrados de espacio híbrido a los 20 principales mercados de espacios flexibles de Europa, lo que representa el 51% del nuevo espacio flexible.

En España, el coworking también está creciendo con fuerza. Según datos de la consultora JLL sobre oficinas, en 2013 se registraron contratos por unos 14.000 metros cuadrados en Madrid y Barcelona. Este tipo de oficinas ha crecido un 246% en los últimos cinco años, es decir, Madrid y Barcelona suman ahora 49.000 metros cuadrados.

8 coworking para olvidar la oficina tradicional

  • WeWork: es, probablemente, uno de los más conocidos. Tiene 504 espacios en 96 ciudades de todo el mundo, incluyendo Madrid y Barcelona. En Madrid cuenta con dos oficinas en el Paseo de la Castellana y una en Eloy Gonzalo, con precios que van desde los 250 euros por 'hot desk' (sitio no fijo) hasta los 980 por una oficina privada en el de la calle Eloy Gonzalo. Mientras, en Barcelona también tiene tres ubicaciones en el Eixample y Poble Nou, con precios similares.
  • Impact Hub: esta marca coworking tiene base en Madrid y cuenta con varios espacio en la capital, en los que no faltan extras y terrazas. Concretamente cuentan con cuatro repartidos por los barrios de Chueca, el de las Letras o el centro. Los precios oscilan desde los 15 euros por día hasta los 200 euros mensuales por una jornada completa.
  • La cowel local se encuentra en Madrid, concretamente en Ríos Rosas. Este local fue una antigua editorial de libros de arte y tiene dos alturas. La Cow garantiza más autonomía que otros espacios. Como afirman en su página web, se trata de estar juntos, pero no revueltos. El precio es de 190 euros al mes por un puesto fijo y el horario es de 24 horas siete días a la semana.
  • The Shed Co: Este coworking, situado en Madrid, en la calle Hermosilla, llama la atención por su decoración ya que apuestan por lo natural y los materiales sostenibles. Sus responsables lo definen como una incubadora de buenos momentos. Además de los servicios tradicionales de los coworking, también es un lugar en el que organizan talleres formativos. Los precios oscilan desde los 18 euros por día y sala a los 250 euros espacio fijo.
  • CREC: "Pasamos más horas trabajando que en casa o en el bar", con este sugerente lema se presenta al mundo CREC, un espacio de coworking ubicado en una nave industrial del barrio de Poble-Sec en Barcelona y que apuesta por una decoración minimalista-chic. Se puede trabajar aquí desde 180 euros al mes hasta 230 euros al mes.
  • Wayco: Este coworking está situado en Valencia, destaca por sus terrazas y, sobre todo, por su cafetería. Un lugar que apuesta por una decoración práctica unida a la última tecnología en la que no falta el networking semanal. El precio oscila desde 75 euros por 10 horas semanales a 220 euros al mes por un puesto fijo.
  • Doutroxeito: Situado en Santiago de Compostela y destaca porque combina las salas de trabajo y las de descanso. Otro de sus extras es que las bicicletas cuentan con su propio garaje especial. Los precios van desde los 60 euros a los denominados nómadas a los 120 euros residentes.
  • The office surf: Este espacio está situado en Canarias y está pensado por aquellos que ni en vacaciones pueden desprenderse del portátil.
Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando