Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

El 64% de los pisos turísticos pasan al alquiler residencial durante la pandemia

Imagen de archivo de un piso de alquiler vacacional en Barcelona

Imagen de archivo de un piso de alquiler vacacional en Barcelona // Elisenda Pons

El Último Dato

BYZness

Redacción BYZness

Casi dos de cada tres propietarios que tenían alguna vivienda destinada a alquiler vacacional en España se ha pasado, como consecuencia de la pandemia, al alquiler residencial. El porcentaje exacto, tal y como revela el estudio “Impacto de la pandemia en el alquiler vacacional”, es del 64%. Esta es la principal conclusión del último análisis realizado por el portal inmobiliario Fotocasa a partir de 5.000 encuestas realizadas en el mes de septiembre.

El colectivo de propietarios que, antes de la crisis sanitaria, alquilaba para estancias vacacionales alguna de sus viviendas es relativamente pequeño: un 6% de los particulares españoles mayores de 18 años. Su situación ha cambiado radicalmente como consecuencia de la caída del turismo y las restricciones de movilidad de estos meses.

Aun así, un 36% de ellos afirman que mantienen la vivienda en alquiler vacacional. De los propietarios que se han pasado por la pandemia al alquiler residencial, un 15% se ha pasado por un periodo limitado de tiempo (especificando la duración máxima de la estancia con la finalidad de regresar al alquiler turístico cuando la situación mejore) y un 49% se ha pasado al régimen residencial de forma indefinida. La suma de estos dos últimos grupos es la que proporciona ese porcentaje del 64% de propietarios que se han pasado del alquiler vacacional al residencial.

Ese análisis de la oferta de viviendas en alquiler turístico se completa con el de la demanda de alojamiento. Según los datos de Fotocasa Research, el tipo de alojamiento más afectado por la pandemia han sido los hoteleros (hoteles, hostales, etc.), que en el verano de 2019 fueron utilizados por un 42% de los particulares españoles mayores de 18 años y cuya demanda, en la temporada de 2020 ha caído al 23%. Casi 20 puntos de diferencia.

En el caso los inmuebles vacacionales, el descenso también ha sido importante: el 13% ha disfrutado este verano de este tipo de arrendamientos frente al 17% en 2019. Todo ello en un escenario de dificultades económicas, sanitarias y de movilidad que han provocado que mucha gente se quede en sus casas. Así, si en 2019 hubo un 25% de particulares que no realizaron ninguna acción, ese porcentaje se ha incrementado al 42% en 2020.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando