Los cuidados en la cuarentena por el COVID-19 vuelven a caer en las mujeres

La crisis del coronavirus ha vuelto a poner de relieve una realidad. Las mujeres siguen estando al frente de los cuidados

Las mujeres dedican 4,3 horas al día al cuidado de los menores durante esta cuarentena

Las mujeres dedican 4,3 horas al día al cuidado de los menores durante esta cuarentena // Pixabay

Económicos

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Marta Gracia

Marta Gracia

Las mujeres han sido, tradicionalmente, las que más horas dedican al cuidado de menores, mayores o personas con discapacidad. El informe de ClosinGap “La brecha de género en la conciliación” apunta a que las mujeres en España dedican al hogar y a la familia casi dos horas más al día que los hombres, un total de 4 horas y media. Esta "desigualdad" tiene un potencial económico superior a los 100.000 millones de euros, un 8,9% del PIB.

Este dato parece que se ha incrementado en época de cuarentena por el COVID-19, sobre todo en el aspecto de cuidado de niños. La IV Encuesta semanal sobre la opinión de los españoles sobre el coronavirus, realizada por Funcas entre el 30 de marzo y el 3 de abril (tercera semana bajo el estado de alarma), revela que las madres y los padres con con menores en el hogar dedican 3,7 horas diarias a ayudar y entretener a los hijos. Las madres afirman dedicar a esta actividad 4,3 horas diarias, superando en más de una hora el tiempo medio que dedican los padres, que según la encuesta es de 3,1 horas

A pesar de que hay diferencia, la segunda semana bajo el estado de alarma, es decir del 26 al 27 de marzo, las mujeres dedicaban un 50% más de tiempo a los cuidados de los menores que los hombres. Según la III Encuesta semanal sobre la opinión de los españoles sobre el COVID-19, las mujeres, mayores de 20 años y que conviven con menores, afirmaron dedicar a esta actividad 3,6 horas diarias frente a las 2,4 de los hombres. 

Jornada parcial por cuidados

El 25% de las mujeres ocupadas trabaja a jornada parcial, mientras que el porcentaje entre los hombres es solo de un 7%. Por cada hombre que trabaja a jornada parcial hay 3,5 mujeres, siendo uno de los  motivos de la parcialidad el cuidado de niños o mayores. Si esta brecha se cerrara, es decir, que las mujeres aumentasen su jornada laboral, el impacto sería de casi 50.000 millones de euros, según el estudio de ClosinGap sobre la brecha en el empleo

Los datos del cuarto trimestre de la Encuesta de Población Activa revelan que de los 2,94 millones de ocupados a tiempo parcial, el 74% son mujeres, es decir, 2,18 millones de ocupadas a tiempo parcial. Si se ahonda en los motivos, de las 2,18 millones de mujeres, el 13,2% está en esa situación por el cuidado de menores, mayores dependientes o personas discapacitadas, 288.300 mujeres.

En el caso de los hombres, solo 18.500 ocupados a tiempo parcial lo está por el cuidado de menores, mayores dependientes o personas discapacitadas. Es decir, de las 306.800 personas ocupadas a tiempo parcial por este motivo, el 94% es mujer frente al 6% que es hombre. 

Las mujeres, más escépticas en la recuperación

Según la IV encuesta de Funcas, las mujeres se muestran más escépticas sobre cómo va a ser la recuperación. Aun cuando la fecha de retorno a las condiciones que permitan la reactivación de la economía siga en el aire y la gestión del confinamiento presente absorba buena parte de los pensamientos diarios, muchos se plantean cómo será ese proceso de recuperación (o “reconstrucción”) económica que comenzará cuando se logre controlar la crisis sanitaria. 

La opinión al respecto en la encuesta es bastante pesimista. La puntuación media que se obtiene de las respuestas de los entrevistados ante la frase “la economía española se recuperará con rapidez cuando acabe la crisis del coronavirus” se sitúa en 3,8. Este escepticismo sobre la capacidad de recuperación de la economía española es más perceptible entre las mujeres que entre los hombres (3,5 y 4, respectivamente), así como también entre los más jóvenes (menos de 25 años: 2,8; 65 o más años: 4,6). Se halla asimismo más extendido entre los entrevistados con estudios universitarios (3,3) que entre el resto de los entrevistados.

De hecho, los hombres también se muestran más optimistas con la situación actual. Una semana más, los hombres muestran un estado de ánimo general algo mejor que las mujeres (79% de ellos y 73% de ellas afirman que su estado general es “bueno” o “muy bueno”) y los jóvenes destacan como el colectivo con mejor estado de ánimo: nueve de cada 10 entrevistados de 14 a 24 años, y ocho de cada 10 de 25 a 34 años declaran que su estado de ánimo es “bueno” o “muy bueno”.

Por otro lado, entre la segunda y la tercera semana bajo el estado de alarma ha aumentado “con intensidad” una categoría de empleados: la de los que afirman haber sido objeto de un ERTE (en la primera semana de confinamiento, 6% de todos los empleados; 11%, en la segunda, y 17% en la tercera). La proporción de empleados incluidos en un ERTE es especialmente elevada entre los más jóvenes: el 30% de quienes cuentan por debajo de 25 años, y en torno al 23% de quienes tienen entre 25 y 44 años afirman encontrarse en esta situación de desempleo temporal (en la que, sin embargo, se hallan “solo” al 13% de los empleados de 45 a 54 años, y el 3% de los que los que cuentan entre 55 y 64 años).

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando