Coronavirus: así está afectando al ánimo y el bolsillo de los españoles

De momento prevalece el sentimiento de incertidumbre, por delante de otros como la inseguridad, el temor o la tristeza.

Coronavirus: así está afectando al ánimo y el bolsillo de los españoles

Pixabay

Económicos

CRISIS COVID-19

BYZness

Redacción BYZness

La crisis del coronavirus, que comenzó siendo puramente sanitaria, ha impactado ya en otros ámbitos como el económico y el social, y promete con tener un recorrido más extenso del que todos hubiéramos deseado.

Por ello, y con las medidas de confinamiento que estamos experimentando, resulta muy interesante ver cómo nos está afectando esta situación en diferentes ámbitos de nuestra vida. Al respecto, el estudio ‘El impacto del coronavirus en estados de ánimo, hábitos y consumo’, realizado por Pablo Contreras, profesor de EAE Business School, nos muestra un panorama general de cuál está siendo ese impacto, a través de encuestas realizadas entre los días 20 y 25 de marzo.

¿Con que ánimo afrontamos la situación?

Uno de los aspectos más interesantes radica en los sentimientos y el ánimo con que estamos afrontando esta anómala situación. Según el citado estudio, prevalece un sentimiento de incertidumbre, muy por encima de otros elementos como la inseguridad, la tristeza o el temor, lo cual, sin duda, es una esperanzadora noticia.

No obstante, en cuanto al ánimo que mostramos, se reparten casi a partes iguales los que se encuentran con la moral en buen estado y quienes no.

Empleo e ingresos

Lógicamente, la crisis sanitaria y las medidas que se están adoptando están teniendo un impacto importante en el empleo y, con ello, aparecen los temores a perder el puesto de trabajo. Sin embargo, tal y como demuestra Contreras en el estudio, más de la mitad de los encuestados consideran que es poco probable o nada probable que lo pierdan.

Pero, por otro lado, a pesar de este optimismo en cuanto a la conservación del empleo, el 70% los encuestados sí asumen una bajada de los ingresos, con más de un 29% que considera que será un descenso importante. A su vez, menos de un tercio cree que se mantendrán más o menos igual y solo un 1,6% opina que aumentarán sus ingresos.

Consumo y presupuesto

Este descenso que se espera a nivel de ingresos se refleja además, como no podía ser de otra forma, en las previsiones de consumo de los hogares. Así, mientras una cuarta parte de los encuestados prevé que su consumo bajará ostensiblemente, un 50% cree que lo hará un poco. Estos niveles, que son mayores que los expresados en cuanto al descenso de los ingresos, vienen motivados por una prudencia alentada a su vez por el sentimiento de incertidumbre que comentábamos al principio.

Llegados a este punto, el estudio también aborda cómo cambiarán los presupuestos familiares, analizando la posible reducción en diferentes partidas de gasto de los hogares, como consecuencia de esa prudencia en los niveles de consumo. Entre las más damnificadas se encuentran el lujo, las vacaciones de verano y el ocio, mientras que los aspectos donde más se intentará mantener el gasto serán los relacionados con actividades deportivas y la alimentación.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando