Abel Caballero: "Me planteé recuperar la Navidad y conseguimos ocupar un espacio que hasta ahora no ocupaba nadie"

Abel Caballero, alcalde de Vigo, acapara titulares, parodias y también críticas debido a su apuesta por la decoración y las luces navideñas. Mientras tanto, Vigo recibe a cientos de miles de turistas durante estas fechas.

Abel Caballero: "Me planteé recuperar la Navidad y conseguimos ocupar un espacio que hasta ahora no ocupaba nadie"

Ayuntamiento de Vigo.

Económicos

entrevista a abel caballero, alcalde de Vigo

María Refojos

María Refojos

El pasado mes de mayo, Abel Caballero recibió el apoyo en las urnas de más de 100.000 vigueses. El resultado en las últimas elecciones municipales supuso alcanzar la mayoría absoluta con un porcentaje de votos cercano al 70% y le proporcionó su cuarta legislatura consecutiva al frente del consistorio de Vigo. 

Uno de los hitos de su mandato es haber logrado dar a conocer la ciudad a través de su decoración navideña. El año pasado quiso desmarcarse anunciando que Vigo iba a ofrecer las “navidades top de este planeta” y este año, tras aumentar su apuesta tanto en inversión como en instalación con un millón de LEDs más, aseguró que el resplandor del alumbrado de la ciudad gallega se vería “desde Nueva York”.

Con este tipo de declaraciones sobre las luces de Navidad, Abel Caballero acapara titulares, parodias y también críticas. Y mientras tanto, Vigo recibe a cientos de miles de turistas -estiman en 3 millones los visitantes solo durante el fin de semana del puente de diciembre-. 

El regidor socialista, que también es presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, atiende a BYZness por teléfono haciendo un hueco en su apretada agenda para contarnos cómo vive la ciudad estas fechas. 

La sensación que se percibe es que se ha conseguido poner a Vigo en el mapa. ¿Qué sensaciones tienen ustedes en el ayuntamiento? ¿Es un objetivo conseguido?

Sí es un objetivo que conseguimos, pero queremos seguir mejorando todavía. Efectivamente, Vigo ya ocupa un lugar: todo el mundo sabe lo que es Vigo, donde está y qué tipo de ciudad somos. Hace poco más de 10 años la gente preguntaba si Vigo estaba en la provincia de Coruña... Somos conocidos, una referencia. Es un objetivo que me planteé al llegar a la alcaldía y está conseguido.

Me gustaría preguntarle el porqué de escoger las luces de Navidad como elemento distintivo y de marca para la ciudad. ¿Hay alguna razón por la que se decantaron por esto y no por alguna otra cosa quizás más característica o propia de Vigo? 

Primero lanzamos ‘Cíes Patrimonio de la Humanidad’. Esto tuvo un cierto recorrido y aún lo tiene, pero es cierto que hay más patrimonios de la humanidad. Después intentamos mejorar mucho los conciertos del verano, a efectos de la atracción de público que hacen. 

Y por último, me planteé recuperar la Navidad como una forma de recuperar sensaciones de mi infancia para los niños y las niñas actuales. Lanzamos la idea y empezó a tomar cuerpo. Y efectivamente, había y hay un espacio, que es el espacio de la tradición de la Navidad. Y esto es mucho más que las luces: es una sensación y un sentimiento profundo. Nosotros con las luces y la recuperación de la Navidad conseguimos ocupar un espacio que jugó tanto papel y que hasta ahora no ocupaba nadie. Fue surgiendo sobre la marcha y cuando vi que efectivamente despertaba tanta atención, me centré más en eso. Puse mi capacidad de comunicación al servicio de la idea y no resultó mal… 

Usted ha señalado que la repercusión económica de la decoración navideña en Vigo fue 25 veces superior al gasto, sin tener en cuenta el impacto mediático y promocional. Este año han elevado la inversión en más de 200.000 euros, hasta el millón de euros. ¿Esperan que el retorno para la ciudad se eleve también? ¿En qué proporción?

Aquel fue un cálculo realizado viendo estrictamente la movilización de una parte de la economía. Pero la valoración por imagen, por idea por presencia, por número de citas y por tantas otras cuestiones… Es imposible de calcular. 

Te voy a contar una anécdota: el otro día estaba aquí el actor Francis Lorenzo en un acto de la ciudad y me decía en público: “Alcalde, lo que tú hiciste vale más de 1.000 millones de euros”. Es una metáfora, pero es que es imposible de valorar porque Vigo pasó casi del desconocimiento a la presencia total en toda España, y eso no tiene precio. Ahora todo el mundo sitúa una idea amable como es la Navidad con Vigo, y eso da una imagen de ciudad. Es mucho más que la movilización concreta de la economía en estos dos meses, que seguramente multiplica por 100 la inversión.

Vigo pasó casi del desconocimiento a la presencia total en toda España, y eso no tiene precio"

Hasta el momento, ¿están viendo un mayor impacto en la ciudad que logrado el año pasado? ¿Podría adelantarnos algunas cifras de ocupación hotelera, turismo recibido y gasto en restauración?  

La fiesta de Navidad en Vigo dura dos meses, desde el 23 de noviembre que encendimos las luces hasta el 15 de enero que las apagaremos. Ahora mismo, toda la capacidad hotelera del área metropolitana Vigo está al 100% ocupada; la capacidad del primer cinturón está ocupada y la capacidad del segundo cinturón, y ya estoy en Sanxenxo, está elevadísima. Incluso hay gente que duerme en Ourense, a 100 kilómetros de distancia. Y eso que este año está lloviendo mucho... Esta mañana me reuní con los hoteleros y ni lo notan, no les está afectando nada. La gente viene, coge el paraguas y sale; encuentran natural que llueva aquí aunque para nosotros no lo es tanto. ¡Está lloviendo mucho este año! (risas).

En restauración, te voy a contar otra anécdota: el pasado fin de semana reservé para cenar con dos amigos y en la sexta llamada me dieron una mesa y porque acababan de cancelar. Normalmente, llamas a un restaurante y encuentras… Pues tuve que hacer seis llamadas. 

Y en número de turistas, tendremos la información más adelante. Pero podemos tener en un fin de semana 300 autobuses aparcados fuera de Vigo. Traen, por ejemplo, a 200 personas de Avilés. Y nunca había venido gente de Avilés a Vigo. O llegan 150 personas de Pinto, desde Madrid. El ferrocarril más que duplicó las plazas de Coruña a Vigo y todas están llenas. Pusimos un Belén que ya lo han visitado 75.000 personas...

Las familias de Vigo me gastan una broma a veces. Me dicen: “No te voy a votar, porque me estás metiendo tantos familiares en casa que ya no tenemos una sola habitación vacía”. Es un fenómeno inconmensurable lo que está pasando aquí. Es una avalancha.

Es un fenómeno inconmensurable lo que está pasando aquí. Es una avalancha"

¿Y cómo se prepara la ciudad para esta avalancha? 

Nosotros hacemos un plan de tráfico total, porque en el centro de la ciudad se corta el tráfico completamente, lo tienes que recorrer a pie. Como no cabe la gente en las aceras, hay que cortar las calzadas. Y tenemos también un dispositivo especial de autopista de entrada, porque puede haber colas de acceso a la ciudad de hasta 3 kilómetros. 

Los taxis no paran de trabajar y los autobuses nuestros, los urbanos, están muy reforzados porque tienen un nivel de utilización muy importante. También hemos reforzado los autobuses turísticos: el año pasado teníamos uno y este año pusimos cinco. Y están llenos. 

Y esto se mantiene así hasta el 15 de enero. 

Correcto, hasta que apagamos las luces. 

Se han visto críticas al alumbrado y a la decoración navideña por suponer un despilfarro de dinero, por colapsar el centro de la ciudad, por la contaminación saturación lumínica.. ¿Cómo las reciben desde el Ayuntamiento? ¿Qué alegan? 

Estúpidos siempre hubo y los seguirá habiendo. Para empezar, esto son luces LED y el consumo es bajísimo. De hecho, hemos bajado el consumo de electricidad en Vigo en los últimos años en un 25%. Cuando yo llegué a la ciudad había luces de vapor de mercurio. Cambiamos todo a LED y están todas las luces automatizadas: por la noche la intensidad baja en según qué calles, dependiendo de la cantidad de gente… De medio ambiente a mi me dan pocas lecciones. 

Con respecto a la contaminación lumínica, todas las ciudades tienen contaminación lumínica, porque si no estaríamos a oscuras. Es más, yo quiero mi ciudad iluminada porque es más segura. 

Y con respecto a que en el centro haya gente, ¡de eso se trataba! Está la ciudad encantada.

Especialmente los comerciantes... 

Los comerciantes no están contentos, están exultantes. Tienen todo lleno y los precios, como es natural, un poquito subieron con tanta demanda… El año pasado al acabar la navidad me hicieron un homenaje. 

Por eso a los críticos les quiero recordar que en las pasadas elecciones saqué un 70% de los votos. En una ciudad de este tamaño no sucedió nunca en Europa. Nadie tuvo un resultado así. Eso será porque la ciudad ve todo este proyecto que estamos haciendo: porque una parte importante del éxito es que Vigo está hermosísima. No son solo las luces, sino también humanizar las calles; es una ciudad verde, tenemos pasarelas mecánicas, tenemos ascensores, recuperamos el Casco Vello, hay pabellones deportivos, hay política social… Esta es la revolución de la ciudad. Estamos haciendo una ciudad moderna y eficiente. 

Gastamos un millón de euros en las luces y Madrid tres millones: compara unas y otras"

Se han instalado 10 millones de luces LED este año, 1 millón más que en 2018. Si Greta Thunberg hubiera atracado en el puerto de Vigo, ¿habría pasado la ciudad la ‘prueba del algodón’ climática?

Nosotros hacemos lo que Greta está diciendo, exactamente eso. Y usamos las tecnologías para consumir poco, porque de eso se trata. Las luces de Navidad son extraordinariamente eficientes en Vigo, son 10 millones de LEDs, que no es lo mismo que 10 millones de las antiguas bombillas. Gastamos un millón de euros en las luces y Madrid tres millones: compara unas y otras… 

Estamos recuperando la Navidad, es un concepto cultural y tradicional muy importante. Yo quiero recuperar la Navidad. Ahora resulta que la gente viaja en Navidad y todo el mundo viene a Vigo. ¡Pues qué bien!

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando