elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

Emancipación: ¿están tus padres obligados a mantenerte?

En España, la edad de emancipación de los jóvenes es, de media, 29 años, tres años más tarde que en el resto de Europa

Los españoles se independizan a los 29 años de media, tres años más tarde que la media europea

Los españoles se independizan a los 29 años de media, tres años más tarde que la media europea // Devin Avery (Unsplash)

Económicos

JÓVENES Y EMANCIPACIÓN

Marta Gracia

Marta Gracia

El trabajo precario, los altos precios de los alquileres o la necesidad de seguir con la formación son los tres factores que retrasan la edad de emancipación de los jóvenes españoles. De hecho, la tasa de paro de los jóvenes es la segunda más alta de toda Europa, un 32,2% en agosto, según los últimos datos publicados por Eurostat. Ante esta situación, es muy difícil que los jóvenes puedan emanciparse.

El 40,2 % de los jóvenes españoles menores de 34 años vive con sus padres y la edad media de emancipación de este segmento de la población se ha establecido en los 29 años, tres más tarde que la media europea, según un estudio de C21. Pero ¿hasta cuándo están obligados los padres a hacerse cargo de sus hijo? María del Carmen Mohedas, abogada de ARAG, explica que si ya eres mayor de edad o estás emancipado tus padres no están obligados a seguir pagándote tus gastos.

Pero siempre hay una excepción. “Salvo que con los medios económicos que tengas no llegues a cubrir las necesidades básicas de sustento, habitación, vestido y asistencia médica”, apunta. La abogada comenta que la obligación de prestación de alimentos no tiene un límite de edad puesto que esta obligación se recoge también en el Código Civil para los mayores de edad para atender sus necesidades básicas. 

Mariano Urraco, profesor de CEF-UDIMA, señala que en España estamos en una sociedad de tipo familista: “La propia colocación de los jóvenes y las ayudas a la transición a su vida adulta recaen en los padres”. En muchos casos no hay una obligación legal, pero la tienen moral. “Porque si no lo hacen ellos, el estado no va a hacerlo. El trabajo y los alquileres dificultan esa independencia. Muchas veces no hay manera de salir de casa.”, asegura. En casi todos los países europeos el Estado está pendiente de los jóvenes y de su proceso de emancipación. 

El hijo puede reclamar

Mohedas explica que un un hijo mayor de edad puede reclamar una pensión de alimentos a sus padres. La cuantía la determinará el juez en función de los medios de los padres y de las necesidades que se deban cubrir. El profesor de CEF-Udima considera que los jóvenes deberían reclamar esa manutención al Estado, “pero con la forma de sociedad que tenemos se da por supuesto que son los padres los que tienen que mantener a los hijos cuando en otros países se piensa que es el Estado”.

Por lo que respecta a los estudios, los gastos de formación de los hijos corren a cargo de los padres mientras son menores de edad, pero también estarán obligados en el caso de los hijos mayores de edad que no hayan acabado su formación por una causa ajena. Mariano Urraca apunta que en España se da por supuesto que los padres deben pagar la educación a los hijos y es clásico que en cada familia se invierta en la formación de sus hijos. “En otro momento se intentaba dejar en herencia tierras y propiedades inmobiliarias, ahora lo que predomina es dejar en herencia el te hemos dado una carrera o te hemos pagado un curso de inglés en el extranjero”, puntualiza. 

Sin embargo, el profesor matiza que esta situación supone todo tipo de brechas sociales porque no todos los padres tienen dinero para pagar las mismas cosas. “No es lo mismo que te puedan pagar un master en una universidad americana a que no te puedan pagar nada”, asegura. Por ello, considera que hay una serie de problemas que el Estado “se desentiende y no ofrece la igualdad de oportunidades que dice que tiene que ofrecer”. 

En España, el Estado no apoya a la emancipación de los jóvenes

En casi todos los países europeos es el Estado el que ‘cuida’ de los jóvenes. En Francia el Estado les concede a los jóvenes un fondo para la emancipación cuando cumplen una determinada edad y con ese dinero se lo administran y pueden vivir de alquiler.  “Se alejan de la familia mucho antes que nosotros. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas”, puntualiza Urraco.

Hay que entender que la cultura no es la misma que en España. Por eso, Urraco asegura que sería complicado que se instalase en España. Y ejemplifica con que “mucha de la la gente que se emancipa se va a vivir cerca de los padres. Para mantener una serie de redes y de ayudas”. El profesor explica que pretender que los españoles cambien de forma de pensar tendría que ir de la mano de unos cambios estructurales “que no parece que el estado esté dispuesto a acometer”. 

Mariano Urraco explica que el Estado podría  hacer “mucho más”. De hecho, señala que podría hacer algo con la burbuja del alquiler o con todo lo que son “las formas de contratación precarias en la que suelen recaer los jóvenes”. La conclusión que hace el profesor es que “la sociedad española está diseñada para que se produzcan emancipaciones en pareja o financiadas por los padres, que están pagando el alquiler. están pagando que se vayan de casa en algún momento”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando