elPeriódico economía

Jueves, 12 de diciembre del 2019

Economyz

Las mujeres lideran la transformación en movilidad, pero 'cargan' con la familia

Ellas son más sostenibles y más eficientes, pero todavía llevan a toda la familia

Las mujeres son más sostenibles y eficientes en la movilidad

Las mujeres son más sostenibles y eficientes en la movilidad // ClosinGap (ClosinGap)

Económicos

FEMINISMO

Marta Gracia

Marta Gracia

Las desigualdades por género se ven en cualquier sector del día a día. ClosinGap se creó, hace un año, para poner de relieve, con datos, cómo afectan esas brechas en la economía y en la sociedad española. Sin embargo, parece que no en todos los ámbitos exista esa brecha. En el caso de la movilidad son las mujeres las que están liderando la transformación ya que son más sostenibles, más comprometidas y más organizadas. De hecho, la movilidad del futuro será como lo están marcando las mujeres.

Si la sociedad utilizase el transporte como lo hacen las mujeres, el Estado ahorraría 93 millones de euros al año, ya que se emitiría menos CO2. En cómputo anual, mientras que las mujeres generan 1.140 kilogramos de CO2 por persona, los hombres generan 1.245 kilogramos de CO2 por persona (105 kilogramos más que las primeras). Dicho de otro modo, la mayor conciencia medioambiental de las mujeres les lleva a generar un 9% menos de emisiones CO2 al día que los hombres. 

Atendiendo al precio por tonelada, el valor económico de la contaminación de los hombres residentes en las ciudades analizadas asciende a 31.350 euros al día más que las mujeres. En términos anuales, esta cifra sería equivalente a 11,4 millones de euros. Considerando el coste socioeconómico de la contaminación, si la sociedad se comportara como lo hacen las mujeres, el Estado podría ahorrar más de 93 millones de euros al año.

Siguen siendo las que ‘cargan’ con la familia

Este informe es diferente a los que se presentaron anteriormente. Tal y como ha explicado Marieta Jiménez, presidenta de ClosinGap, en esta ocasión se ha puesto de manifiesto la realidad, es decir que las mujeres están liderando la transformación en movilidad. “En los anteriores hemos puesto encima de la mesa la pérdida económica que se registra por no utilizar el potencial de la mujer”, apunta Jiménez.

Sin embargo, no todos los datos son positivos, ya que el papel que ha dado la sociedad a las mujeres como cuidadoras hace que los desplazamientos de las mujeres estén dirigidos, en mayor medida que los de los hombres, a finalidades compartidas o familiares. El 40% de las mujeres hacen desplazamientos para llevar y recoger a los niños, el doble que los hombres, que solo hacen el 20% de los desplazamientos con esa finalidad.

Gráfico motivo del desplazamiento // ClosinGap

La mujer más comprometida con el medio ambiente

“La movilidad del futuro es compartida y conectada”, señala Diego Vizcaíno, de AFI. Y así es como se mueven las mujeres en España, ya que según el quinto informe de ClosinGap sobre la movilidad, ellas utilizan más el transporte compartido y son más sostenibles. Además, según explica Vizcaíno, también son más eficientes, ya que hacen trayectos más cortos, pero los planifican.

A pesar de que el trabajo es el motivo principal de desplazamiento para ambos, el 51% de los hombres hace este trayecto en coche frente al 43% de las mujeres, mientras que ellas utilizan el metro y/o van caminando (23% y 25% frente al 18% de los hombres).

La diferencia entre géneros es de 6 puntos superior en el caso de las mujeres en el uso del autobús y del tren, 4 puntos en el metro y 1 en el tranvía. En línea con este mayor uso, la mujer muestra mayor preferencia por el transporte público, con la única excepción del metro (47% hombres y 39% mujeres). En el ámbito privado, la predilección de las mujeres por el coche compartido y el taxi se sitúa 2 puntos por encima del hombre. Las diferencias se mantienen en los desplazamientos cortos, en los que la mujer se decanta por el autobús urbano (21% frente al 18%), mientras que los hombres prefieren la moto (10% frente al 5%) o el metro (25% frente al 21%). 

En las distancias largas, los hombres optan por el vehículo privado, como el coche (66% frente al 57%), o la moto (13% frente al 4%), y las mujeres usan el metro o el autobús interurbano (27% frente a 24% y 15% frente a 11%).

Estos patrones se trasladan a los nuevos modos de transporte: la mujer sigue apostando por un uso compartido con opciones como el coche compartido (11% frente a 9%), en el que varios pasajeros viajan juntos y reparten gastos, siendo este servicio mucho más popular entre ellas. Por su parte, el hombre continua inclinándose por opciones individuales como el carsharing (8% frente al 5%), motosharing (7% frente al 3%) o bicisharing (6% frente al 5%).

El informe revela que en menores de 35 años no hay diferencia entre hombres y mujeres. De hecho una de las conclusiones es que los jóvenes replican el patrón de la mujer, cerrando la brecha de género con una fuerte alternativa por los nuevos modelos. Los jóvenes, y especialmente las chicas, encabezan el uso de los nuevos modos de transporte y hacen, además, un uso más eficiente de ellos. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando