elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

Tipos de interés: qué efectos puede tener en tus finanzas personales que sigan bajos

Los expertos esperan que la política de tipos de interés bajos se mantenga durante algún tiempo en Europa. Al menos hasta principios del año que viene. ¿Cómo nos favorece esto como ahorradores particulares y a nuestra economía personal?

Mario Draghi, presidente actual del Banco Central Europeo (BCE), en una foto de archivo.

Mario Draghi, presidente actual del Banco Central Europeo (BCE), en una foto de archivo. // Armando Babani (EFE)

Económicos

POLÍTICA MONETARIA

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Estaba previsto, si nos remontamos tiempo atrás, que la institución monetaria europea hubiera incrementado el precio del dinero tal y como lo hizo la Reserva Federal en Estados Unidos una vez que se completó el plan de estímulos. Por el contrario, la escena cambió completamente por varios desafíos que generaron un cambio de signo de los bancos centrales: guerra comercial, Brexit o el miedo a una recesión en Estados Unidos.

La traducción de todo esto es que las medidas laxas, centradas en los tipos de interés en niveles bajos, se van a mantener, al menos, durante un tiempo. Así lo lleva asegurando Mario Draghi durante sus últimas comparecencias y así se está constatando por parte de otros organismos homólogos de otros países desarrollados.

La cuestión es de qué forma puede afectarnos desde el punto de vista del ahorro en la economía doméstica. ¿Nos favorece que se mantengan estas medidas laxas? desde el 2 de enero de 2019, el Euribor 12 meses ha pasado del -0,121 al -0,307 del lunes 22 de julio. 

En opinión de José Manuel Artal, Director de Estrategia Comercial de Ibercaja, esto evidencia que la extensión de la política de tipos de interés ultrabajos “perjudica a los ahorradores que destinan su patrimonio financiero, de forma exclusiva, a depósitos a la vista y a plazo, ya que las entidades financieras prácticamente no remuneran este tipo de productos”. 

Según Antonio Castelo, responsable de renta variable de iBroker, la realidad es que el esquema actual es el que ha favorecido a las bolsas a tener un “gran recorrido al alza”. Sin embargo, es cierto que el ciclo se encuentra “bastante maduro” y que los bancos centrales cada vez tienen menos herramientas para hacer “que los productos de ahorro nos sean rentables”. Por eso, a nivel de inversión de nuestros ahorros, puede ser contraproducente esta política.

No obstante, en la medida que un ahorrador pase a comportarse con un perfil más inversor, tiene la opción de distribuir su patrimonio, “fundamentalmente a través de fondos de inversión”, los cuales le dan la posibilidad de “diversificar según su perfil inversor en diferentes tipos de activo bien de renta fija (pública, corporativa, etc.)”. 

También, mediante la inversión directa en bolsa (nacional, internacional, por sectores, etc..), lo que le permitirá obtener a medio y largo plazo “rentabilidades más elevadas en función del nivel de riesgo adaptado a su perfil”.

Cómo repercute en las hipotecas

Dentro de la economía doméstica la situación de los tipos de interés tiene una repercusión directa sobre los créditos hipotecarios. Desde el punto de vista de Artal, la contrapartida es que esta política “fomenta la solicitud de financiación bien sea para bienes de consumo o para compra de vivienda”. 

En el caso de financiación de vivienda nos encontramos en un momento histórico ya que, tal y como analiza Artal, “nunca va a haber una oportunidad tan propicia para financiar a tipo fijo como ahora”. Y es que estas hipotecas, en estos momentos se pueden encontrar ofertas hasta por debajo del 2%, aporta “la tranquilidad de conocer la cuota a pagar durante los próximos 20 o 25 años”. Algo que tiene un “enorme valor” por la seguridad y estabilidad que aporta a las finanzas familiares.

Igualmente, Castelo añade que este entorno nos favorece a la hora de “solicitar créditos personales”, pues con los tipos en estos niveles bajos “tendremos que devolver menos intereses a nuestra entidad financiera”.

Así las cosas, quién desee comprarse un coche, por ejemplo, “puede encontrarse ante el momento ideal”, ya que el precio del dinero, debido a estas medidas aplicadas por parte del BCE, se encuentra “barato”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando