elPeriódico economía

Lunes, 09 de diciembre del 2019

Economyz

¿Quieres invertir en criptodivisas? Empieza por elegir un buen 'wallet' para almacenarlas

La inversión en criptos tiene sus particularidades: una de las principales tiene que ver con los 'wallets', que es donde se almacenar estas divisas digitales. Te contamos cómo son y cómo elegir el que más se adapta a ti

¿Quieres invertir en criptodivisas? Empieza por elegir un buen 'wallet' para almacenarlas

Benjamin Nelan (Pixabay)

Criptoactivos

MONEDEROS PARA CRIPTOACTIVOS

agustina-barbaresi-bn

Agustina Barbaresi

Un wallet no es más que “un monedero donde almacenamos nuestras criptomonedas. Puede ser virtual o físico, y su función es almacenar las criptos que se intercambian en un Exchange o casa de cambios”, explica Tali Salomon, directora de eToro para España y América Latina. Los físicos son los conocidos como hardware wallets o cold wallets y son considerados más seguros, mientras que los virtuales incluyen los llamados hot wallets, que se apoyan en un software y siempre están en línea. Son los más mayoritarios, los que podemos llevar en el móvil. Y son considerados algo más inseguros.

Pero, ¿qué es lo más importante a la hora de elegir un wallet? Miguel Ángel Barrio, profesor del programa directivo de Innovación digital y Fintech del IEB, lo tiene claro: los criterios fundamentales son la usabilidad y, de nuevo, la seguridad.

Criterios para elegir un buen ‘wallet’

Según Barrio, “si se va a guardar importantes cantidades de criptodivisasel criterio seguridad es básico, por lo que habría que pensar en cold wallets o físicos. Si en cambio el criterio es usabilidad y manejabilidad, pensaremos en hot wallets, desde los más básicos que serán de escritorio hasta altas funcionalidades como los wallets online, o de muy alta usabilidad como los wallets móviles”, enumera.

Otro criterio interesante para este experto es si nuestras inversiones en criptodivisas son sólo en una única criptomoneda, ya que “en ese caso, un wallet específico de esa criptomoneda puede ser una buena elección”. Además, “si nuestro objetivo es más cercano al trading, entonces los wallets online, o incluso los proporcionados por los exchanges serán la mejor opción”.

En todo caso, el profesor del IEB considera que siempre es una buena práctica comprobar en la comunidad la reputación del wallet que vamos a instalar o al que nos vamos a conectar, para evitar que nuestra inversión en criptos acabe en manos de los hackers.

Pros y contras de cada tipo de monedero

Una vez que se tiene claro si prima el criterio de usabilidad o el de seguridad, es hora de comparar la amplia oferta de wallets que existe actualmente en el mercado. Para ello, Cyril Álvarez, jefe de Blockchain y Trading de 2gether, clasifica los monederos en cinco grandes categorías.

La primera sería la de los hardware wallets, a la que pertenecen por ejemplo KeepKey, LedgerNano, Trezor o Coldcard, que “están diseñados para almacenar las claves privadas, las cuales permitirán al usuario recuperar su dinero cuando lo desee, de la forma más segura posible”. Entre las ventajas de optar por este tipo de monederos está la protección frente a virus y el hecho de que suelen almacenar las claves privadas en un área protegida del hardware, que impide su transferencia al exterior y que no está en contacto con el software, que es por donde puede haber un mayor riesgo. Se conectan a dispositivos como PC a través de USB.

La segunda categoría es la de los llamados paper wallets, que “son un tipo de monederos más técnicos, que pueden ser incluso más seguros que los Hardware Wallets si se usan correctamente. Se llaman paper wallets porque se trata simplemente de imprimir las claves privadas y las claves públicas en un papel, de ahí el nombre de paper wallets. y de empezar a transferir las criptomonedas a las mismas”, explica Álvarez. La gran desventaja de este tipo de monederos, más sofisticados, es que requieren ciertos conocimientos técnicos por parte del usuario.

En tercer lugar en el podio de la seguridad están los desktop wallets, como son Electrum o Exodus. Son de uso más sencillo y compatibles con la mayoría de criptomonedas que existe en el mercado y con dispositivos Windows y MAC. Eso sí, Cyril Álvarez apunta que los usuarios de este tipo de monederos “deben seguir unas reglas de seguridad básicas como tener un antivirus y un antimalware, así como un firewall para proteger sus activos. La mayoría de estos monederos ofrecen la opción de utilizar contraseña encriptada que cifrará el archivo de la clave privada con una segunda capa de seguridad”.

En cuarto lugar figuran los más utilizados: los mobile wallets, o monederos que se descargan y utilizan desde el teléfono móvil. Tienen una gran desventaja: “pueden ser muy vulnerables ante varios problemas de seguridad. En primer lugar, como están en el dispositivo móvil y es habitual el robo de estos dispositivos, se podrían conseguir fácilmente las claves privadas de los usuarios”, apunta Álvarez, que advierte que “si las claves privadas no se guardan con una copia de seguridad en otro lugar y además el monedero no tiene una forma de bloquear los fondos de criptodivisas, el usuario podría perder todo el dinero”.

Por último, están los web wallets, o hot wallets puros y duros, que “están siempre conectados a internet y pueden ser accesibles desde diferentes navegadores como Google Chrome o Firefox”. En pos de la seguridad, Álvarez señana que “siempre es mejor elegir un Web Wallet no alojado, es decir, un monedero donde el usuario controla su clave privada para que siempre pueda manejar sus fondos cripto y cambiar el monedero rápidamente si es necesario. Muchos exchanges tienen alojados monederos y esos son los sitios más peligrosos para guardar los fondos si el usuario no tiene la intención de intercambiarlos activamente”, concluye.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando