Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

¿Hay que quitar la tarifa plana de autónomos? El Gobierno ha dejado de ingresar 3.500 millones

Un informe de la AIReF analiza el impacto real de la tarifa plana, tanto como incentivo para emprender como para la supervivencia de los trabajadores autónomos que la utilizan.

¿Hay que quitar la tarifa plana de autónomos? El Gobierno ha dejado de ingresar 3.500 millones

Pixabay

Autónomos

análisis de la airef

José Antonio Calvo Martínez

José Antonio Calvo

España dedicó en 2018 el mayor porcentaje de PIB de toda la Unión Europea para incentivar el trabajo autónomo, según la base de datos sobre políticas del mercado de trabajo de la Comisión Europea. A su vez, entre 2013 y 2018 el Gobierno incentivó con 3.500 millones a los autónomos, mediante bonificaciones derivadas del uso de la tarifa plana. ¿Merece la pena toda esta inversión?

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) se ha propuesta dar respuesta a esta difícil cuestión, en su documento Incentivos a la Contratación.

Aunque encuentran resultados positivos, resulta complicado determinar si realmente estas bonificaciones generan empleo. Tampoco es fácil saber si esos autónomos están realmente consiguiendo ingresos y, sobre todo, en qué grado son atribuibles a medidas como la tarifa plana. Sin embargo, sí es capaz de ofrecer conclusiones interesantes en otros aspectos.

Un efecto llamada indudable

La tarifa plana tiene un indudable efecto llamada para darse de alta como autónomo. Los resultados del análisis corroboran que esta bonificación incentivó las altas de desempleados menores de 30 años. ¿Pero qué tasa de supervivencia tienen estos emprendedores?

Aquellos jóvenes autónomos que han tenido tarifa plana han tenido mayor supervivencia que los que no. Bien es cierto que, una vez que finaliza el periodo de las ayudas, dichas diferencias de supervivencia se reducen.

Es decir, el autónomo sobrevive más mientras duran las bonificaciones. Pero no logra facilitar que las actividades se asienten de forma definitiva más allá de los incentivos. Una vez que acaban, la tasa de supervivencia es similar a la de quienes no accedieron a la ayuda.

Dentro de esta tendencia, resulta curioso comprobar que esta tasa de supervivencia sí es significativamente mayor en los autónomos con más de 30 años. Lo que nos lleva a concluir que tan importante son las bonificaciones, como la experiencia o grado de desarrollo profesional del autónomo.

Fomenta las altas, pero…

Visto lo anterior, se puede concluir que sí tiene un efecto llamada, aunque sólo en personas con poco tiempo desempleadas y con un nivel de formación medio-alto.

También se puede atribuir a la tarifa plana una mayor tasa de supervivencia de los negocios. Aunque una vez que finaliza, esta tasa se asemeja a la de quienes no han recibido ayudas. ¿Compensan entonces los esfuerzos económicos del Estado para otorgar estas bonificaciones?

La recomendación final del estudio es dirigir a los autónomos a un sistema de cotización por ingresos reales. De este modo, la carga de las cuotas sociales iría en proporción al éxito del negocio (medido en función de su facturación). Pero sin eliminar el refuerzo que supone la tarifa plana como incentivo para iniciar nuevas actividades.

Y con un ojo puesto en posibles usos fraudulentos. El análisis también anima a la Seguridad Social a realizar más inspecciones de Trabajo, para no permitir que se convierta en una forma de encubrir otro tipo de relaciones laborales.

Esto reforzaría las argumentaciones de quienes afirman que la tarifa plana también puede tener ciertos efectos perversos en el mercado de trabajo. Favoreciendo, incluso, la proliferación de falsos autónomos en ciertos sectores, dado que los costes sociales más económicos sí pueden ser asumidos por un supuesto autónomo que, en realidad, debería estar contratado como asalariado.

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando