Autónomos de temporada: ¿totalmente desprotegidos?

Para acceder a la prestación por cese de actividad por la COVID-19 es obligatorio estar dado de alta como autónomo. Pero los profesionales que trabajan sólo en verano no lo estaban, pues sus actividades estaban cerradas. No tienen derecho a la prestración

Un camarero de una terraza en el centro de Bilbao.

Un camarero de una terraza en el centro de Bilbao. // Europa Press

Autónomos

AUTÓNOMOS Y COVID-19

José Antonio Calvo Martínez

José Antonio Calvo

Turismo. Uno de los motores de la economía española en años anteriores y que esta temporada de verano, si arranca, lo hará a un nivel mucho más lento. Exceltur, asociación sin ánimo de lucro que agrupa a alguna de las empresas turísticas de mayor relevancia, augura un desplome del 60% de la actividad, en comparación con el mismo periodo del año anterior. En cifras: 92.556 millones de euros de caída.

Esta poca o nula actividad afectará a muchos autónomos del sector. Las temporadas de verano o las fiestas populares son periodos de máxima actividad que, este año, no van a poder rendir como en el pasado. Profesionales que no estaban dados de alta en la Seguridad Social, dada la temporalidad de sus actividades. Lo que significa que no van a poder acceder a la prestación por cese de actividad derivada de la COVID-19, salvo que cambien la norma actual.

La normativa exige el alta

La Ley que habilita el acceso a la prestación por cese de actividad es clara al respecto, y no permite excepciones. Para acceder a la prestación hay que estar dado de alta en el régimen de autónomos. Cosa difícil para el propietario de un establecimiento cuya actividad se genera en verano y que no se encuentra trabajando en marzo.

En consecuencia, estamos ante un autónomo de temporada que, en primer lugar, no va a poder ingresar con normalidad durante la  época fuerte de su actividad. Y, en segundo, tampoco va a poder acceder a las ayudas habilitadas para los afectados por la pandemia, pues no estaban dados de alta.

Cambios necesarios para atender a este colectivo

El autónomo de temporada queda, con la normativa actual, totalmente desamparado y sin ingresos de ningún tipo. Es por ello que desde UATAE denuncian la necesidad de dar cobertura a estos perfiles. En el Congreso, Ciudadanos ha solicitado la modificación de la normativa para que los que “tuviesen previsto darse de alta en el RETA para el desarrollo de actividades estacionales o de temporada, pero que no pudieran hacerlo por causa del COVID-19”, se les reconozca la prestación extraordinaria por cese.

Según recuerda la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, estos autónomos “dependen de los ingresos de una actividad que este año no va a realizarse”. Por lo que solicitan que estos profesionales tengan acceso a la prestación extraordinaria y también a la exoneración de cuotas si correspondiera.

Inciden en que estos profesionales se dan de baja durante los meses de octubre o marzo, porque en esos periodos no tienen actividad. Al no estar trabajando, no están afiliados a la Seguridad Social. Los ingresos con los que viven todo el año dependen de una temporada que, debido a esta crisis, no van a poder ejecutar con normalidad.

Ni trabajo, ni ayudas, para unos autónomos que se encuentran principalmente en Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana, Catalunya y Murcia. Los principales sectores afectados son hostelería, comercio, actividades recreativas, ocio y servicios auxiliares, según el análisis de esta entidad.

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando