Tras los últimos cambios, ¿cuánto tiene que facturar un autónomo en España para llegar al SMI?

Atento, porque con las últimas modificaciones necesitarás ingresar casi el doble a tu cuenta, si quieres llegar al SMI de los asalariados

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. // Kelly Sikkema (Unsplash)

Autónomos

SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL

José Antonio Calvo Martínez

José Antonio Calvo

El Salario Mínimo Interprofesional se ha situado este año en los 950 euros brutos en 14 pagas. Que un asalariado gane 950 euros brutos no significa que vaya a ingresar esa cantidad de dinero en su cuenta. 

En el caso de los autónomos, y este es un error muy común, ocurre exactamente lo mismo. Aunque el autónomo crea haber ingresado 950 euros en su cuenta bancaria, en realidad, no los tiene. Y esto es lo que frustra en tantas ocasiones a los noveles que se embarcan en la aventura de emprender. 

De esos 950 euros hay una parte que es de la Seguridad Social. Y otra parte importante es de Hacienda, como recaudador de IVA y pagador de IRPF que somos como autónomos. Dicho de otro modo, para ganar 950 euros al mes vas a tener que facturar bastante más de 950 euros al mes. 

¿Qué tiene que hacer un autónomo para ganar el SMI?

Dependiendo de la actividad, de los ingresos y del tipo de tributación, el profesional tendrá que hacer frente a unos tipos u a otros. Vamos con un ejemplo genérico. Pero servirá de referencia para recalcar lo más importante. Repitan conmigo: para ganar 950 euros al mes hay que facturar bastante más. 

Empecemos por el principio: ¿cuánto gana alguien que cobre el SMI? Cabe recordar que el SMI bruto es 950 euros al mes. Pero es a 14 pagas. Es decir, un trabajador asalariado que gane el SMI cobrará al año 13.300 euros brutos. Que dividido en doce pagas deja un neto de 996,8 al mes. 

El asalariado, por tanto, no ingresa todo lo que realmente gana, al igual que ocurre en autónomos. La diferencia está en que el dinero que va a cotizaciones sociales o a retenciones de IRPF nunca llega a estar en su poder (lo paga la empresa). Y en el caso del autónomo sí. 

Punto y aparte es que cuesta mucho ganar ese dinero. Y que los autónomos (quien escribe lo es) nos enfademos por la alta carga de impuestos y cotizaciones que, como veremos a continuación, hay que pagar. 

Ejemplo práctico para ganar el SMI

No vamos a entrar en posibles deducciones ni gastos a incluir. Analizamos a continuación un caso genérico y sencillo, para cumplir con el objetivo de dar respuesta a la pregunta del titular.

Ingresos del autónomo: 1.851,3 euros

  • El IVA no es tuyo. Tú eres un mero recaudador de Hacienda, por lo que ese IVA que te han abonado deberás ingresarlo en el siguiente trimestre a Hacienda. Es decir, has cobrado 1.851 euros en la cuenta, pero a ti solo te pertenecen 1.530. Los 321 restantes, correspondientes al 21% de IVA incluido en tu factura, deberás ingresarlo a Hacienda en tu próxima autoliquidación (normalmente cada tres meses).
  • Y hemos dicho de momento porque, además, debes tener en cuenta que el 20% de tu beneficio irá a parar a Hacienda. Es un adelanto (pago a cuenta) de cara a tu Declaración Anual de la Renta. Se ajusta cuentas en abril, pero tú vas adelantando trimestralmente el 20% de tu beneficio.

Siguiendo con nuestro ejemplo, y contemplando que solo tienes como gasto deducible tu cuota de autónomo (283,31), deberás restar al precio de tus servicios o productos el gasto satisfecho a la Seguridad Social, obteniendo un beneficio o rendimiento de 1.246,69 euros. Y a esta cifra, aplicar el 20%. Tu pago a cuenta para Hacienda sería de 249,33 euros.

¿Cuánto te queda?  1.851,3 euros – IVA (321,3 €) – Pago a cuenta IRPF (249,33 €) – Autónomo (283,31 €) = 997,36 euros. 

Insistir en que hay infinidad de situaciones que modifican esta cuenta. Si un autónomo tributa en módulos tiene unos baremos de IVA e IRPF predefinidos y fijos cada mes, en función del espacio del local, la actividad, número de empleados, etc. En cualquier caso, y de igual modo, deberá contar con ellos. 

Por supuesto, en la cuenta anterior, se pueden introducir gastos. Por un lado, aminoran la base imponible sobre la que se aplica el IRPF. Pero son gastos asociados con la actividad, por lo que si los computas debes añadir su coste en detrimento de tus ingresos. 

En consecuencia, en un ejemplo general de profesionales que puedan desempeñar sus funciones con un ordenador, Internet y poco más, estas serían las cuentas. Sí autónomo: necesitas tener en el banco más de 1.800 euros para, en realidad, estar cobrando el Salario Mínimo Interprofesional. Si añades colegiaciones, licencias, etc., la cantidad que necesitarás será aún mayor, pues de tus ingresos saldrá el dinero para esos pagos.

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando