Autónomos y microempresas: ¿por qué les cuesta tanto digitalizarse?

El 32% de los profesionales (autónomos) y pequeñas empresas (microempresas de 1 a 9 trabajadores) están en el nivel básico de digitalización o incluso todavía no han comenzado el proceso

El 32% de los autónomos y microempresas no han comenzado la digitalización o están en un nivel básico

El 32% de los autónomos y microempresas no han comenzado la digitalización o están en un nivel básico // fancycrave1 (PIxabay)

Autónomos

DIGITALIZACIÓN

Marta Gracia

Marta Gracia

Las empresas tienen que apostar por la digitalización. La tecnología ya ocupa el día a día de todos los negocios. Pero no todas avanzan al mismo ritmo. Según el III Estudio del Observatorio Vodafone de la Empresa en España, el 32% de los profesionales (autónomos) y pequeñas empresas (microempresas, de 1 a 9 trabajadores) están en un nivel básico de digitalización o todavía no han comenzado el proceso. 

Daniel Jiménez, director de Vodafone Empresas en España, señala que “para un autónomo es muy difícil tener a personas contratadas para la digitalización” y añade que, en muchas ocasiones, “tienen desconocimiento de la oferta. Están desbordados y no saben qué elegir”

Un profesional de sector servicios de La Coruña explica que “no te puedes permitir tener todas las herramientas y tampoco las conoces”. Por ello, apunta que el pequeño empresario necesita mucha información y didáctica. 

"Nuestro principal problema es la cantidad de competencia que hay”, apunta el socio de una empresa de servicios y venta de fontanería de Madrid. Para este profesional es imprescindible actualizarse digitalmente “enfocándonos hacia la venta online, unirnos con otras empresas pequeñas y crear cooperativas, comunicarnos mucho más”.

Mejorar la relación con el cliente

El 57% de los Profesionales y Pequeñas Empresas indica que la relación con sus clientes ha mejorado en los dos últimos años, mientras que un 7% cree que ha empeorado. En paralelo, casi 4 de cada 10 pequeños negocios muestran un optimismo más moderado y entienden que la relación con los usuarios se ha mantenido igual en ese periodo. La digitalización tiene un papel importante en la relación con los clientes. Más de la mitad  (56%) de las Microempresas afirman que la digitalización ha servido para mejorar la relación con sus clientes. 

Más de la mitad de las empresas lleva a cabo acciones para comunicar sus productos o servicios online. La redes sociales son las grandes favoritas de todos los segmentos para centrar sus esfuerzos de publicidad en internet, especialmente Facebook. Los profesionales y pequeñas empresas y las Pymes, hacen un mayor uso de publicidad en Facebook, la creación de contenido relevante en blogs y redes sociales y el empleo del email. “Hemos empezado con temas de RRSS como estrategia de captación de clientes pero nada demasiado sofisticado o estructurado”, explica una gerente de una empresa de hostelería en Madrid. "Desde que hacemos las facturas en la propia app del cliente es como si trabajásemos en su empresa, somos uno más”, explica el gerente en una empresa de Sistemas de construcción en La Coruña.

Beneficios y barreras

Por lo que respecta a los beneficios de la digitalización, el 28% de de los profesionales y pequeñas empresas considera que hay mayor eficiencia de los procesos. Asimismo, el 22% cree que la digitalización supone una reducción de gastos  y un ahorro de tiempo y dinero. El 14% considera que beneficia en la ampliación del número de clientes y el 13% que mejora la comunicación.

Sin embargo, a pesar de los beneficios, las microempresas y los autónomos ven algunas barreras a la hora de digitalizarse. De hecho, de un estudio a otro han pasado dos años y la preocupación por estos inconvenientes han subido. Así, la principal barrera que encuentra es el elevado coste de la digitalización, para el 18%. Para el 14% es el desconocimiento, un porcentaje que aumenta desde el 5% de 2017.

El 11% de las microempresas y profesionales considera que no tienen personal cualificado (un porcentaje que también sube considerablemente desde el 4% de hace dos años). La resistencia de los empleados es otra de las barreras, en este caso para el 7% de las pequeñas empresas y autónomos.

Inversión, pero sin presupuesto

El 68% de este segmento de empresas ha invertido en digitalización en los dos últimos años. Además, el 22% tiene plan de digitalización, pero solo el 35% tiene un presupuesto específico para ello. Un porcentaje que se ha reducido bastante respecto a 2017, cuando el 50% de las microempresas y autónomos tenían presupuesto.

Este segmento invierte, de media, en 3,9 servicios tecnológicos. Sin embargo, la inteligencia artificial, la realidad virtual y el blockchain no aparecen. “Es un nicho de mercado muy especializado”, apunta Daniel Jiménez.

El proceso de digitalización lo prefiere hacer con locales de confianza o con personal propio. En el 78% de los casos recurren a empresas locales y a operadores de telecomunicación en el 35%. “Prefiero ir a la tienda que conozco y que está al lado de mi negocio, poeque si me pasa algo puede pasarme sin problema”, asegura un autónomo del sector de la construcción de Aragón. 

En este articulo: Transformación digital

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando