elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Autónomo: última oportunidad en 2019 para actualizar lo que pagas de cuota

Los trabajadores por cuenta propia tienen la última oportunidad del año para cambiar lo que pagan de cuota. La decisión será efectiva durante los tres primeros meses de 2020. Y determinante, por el actual panorama político y los últimos cambios normativos

Rebeca Sábado Blanco, esteticista propietaria de un salón en Barcelona. Foto de archivo.

Rebeca Sábado Blanco, esteticista propietaria de un salón en Barcelona. Foto de archivo. // Josep García (EL PERIÓDICO)

Autónomos

CUOTA DE AUTÓNOMOS

José Antonio Calvo Martínez

José Antonio Calvo

Los autónomos pueden elegir lo que pagan mensualmente a la Seguridad Social. La cantidad final depende de dos factores: la base de cotización y las contingencias y tipos correspondientes. El trabajador no puede modificar estas últimas, por lo que la elección de la base de cotización resulta fundamental para saber cuánto pagará cada mes, qué prestación por baja cobrará o qué jubilación tendrá, por poner algunos ejemplos. 

¿Cómo sabe el autónomo cuánto pagará?

Como decíamos, el autónomo puede elegir la base de cotización, entre unas cantidades mínimas y máximas. Según un reciente informe de la asociación de autónomos ATA, más del 85% de estos trabajadores cotiza por la mínima (944,4 euros). El autónomo paga el 30% de esa base, que es el tipo que marcan las diferentes coberturas que incluye (paro, jubilación, baja o lactancia, por ejemplo). Por lo tanto, el autónomo que elija la base mínima tendrá que pagar en torno a los 283,32 euros mensuales a la Seguridad Social. 

¿Por qué es especialmente importante decidir esta vez la cuota?

En primer lugar, hay una serie de coberturas que antes eran opcionales y que, desde este año, son obligatorias. En 2018 un autónomo podía elegir si cotizar por paro o por enfermedades profesionales (lo que encarecía la cuota mensual). Ahora es obligatorio. Es decir, subir tu base de cotización aumentará automáticamente lo que cobrarás en caso de que necesites recurrir al cese de actividad (paro de los autónomos), o si tienes un accidente laboral o enfermedad derivada del trabajo. La única posibilidad de controlar todo esto es mediante la subida o bajada de la base de cotización. 

De ella, también depende la pensión de jubilación del autónomo. Llegamos aquí al segundo punto que hace aún más relevante esta elección. A partir de 2022 se van a tener en cuenta los últimos 25 años de cotización para calcular la pensión. Es importante recordar que los autónomos tienen limitaciones a partir de los 47, con lo que durante los cinco años previos ya deben ir aumentando lo que pagan de cuota si quieren verlo reflejado en sus futuras pensiones. 

Por último, este cambio de cotización puede ser uno de los últimos periodos de libre elección, si Pedro Sánchez consigue formar Gobierno. Tanto Unidas Podemos como el PSOE han manifestado en reiteradas ocasiones la necesidad de implantar el sistema de cotizaciones por ingresos reales. Es decir, se acabaría la libre elección. Algunos asesores están recomendando actualizar ya las bases de cotizaciones al alza. O, al menos, tener claro que la partida destinada a la Seguridad Social aumentará, para amoldar las cuentas del negocio a este nuevo gasto. 

Según cálculos de las asociaciones de autónomos, la cotización por ingresos reales va a significar un aumento generalizado para la mayoría de los profesionales por cuenta propia. Y, en consecuencia, también una mejora de las prestaciones, tanto a corto (bajas por enfermedad o laborales) como a largo plazo (aumento de la pensión de jubilación).

Cómo realizar el cambio

La base de cotización que se elija a 31 de diciembre entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2020, y durante tres meses. Sin posibilidad de cambio durante ese primer trimestre. La gestión puede realizarse online en el portal de la Seguridad Social. Hasta el último día del año se pueden realizar tantos cambios como se desee, aunque sólo tendrá validez el último registrado, que será el que se aplique a partir de enero del año que viene. 

Si no hay Gobierno, o no se pone en marcha el sistema de cotizaciones por ingresos reales, el siguiente periodo en el que se podrá volver a modificar la cuota será el 31 de marzo del año que viene. Este cambio tendría validez en la cuota a abonar por el autónomo correspondiente al mes de abril de 2020.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando