elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Las mejores bibliotecas de Madrid para trabajar como freelance

Las bibliotecas te proporcionan amplios horarios, un puesto de trabajo, climatización, electricidad y conexión a Internet sin que tengas que pagar un euro. Y además, estarás rodeado de cultura y de silencio

Trabajar en una biblioteca es una de las opciones que tienen los freelance

Trabajar en una biblioteca es una de las opciones que tienen los freelance // Pixabay

Autónomos

ESPACIOS DE TRABAJO

Alberto Payo

Alberto Payo

Si eres freelance -o tienes la opción de teletrabajar- pero te subes por las paredes cuando lo haces desde casa o en tu piso es imposible porque hay demasiado ruido, una de las mejores opciones puede ser acudir a una biblioteca para pasar tu jornada laboral.

Trabajar desde bibliotecas tiene varias ventajas respecto a hacerlo desde los coworking y las cafeterías como el Starbucks. La más evidente es que son gratuitas. Podrás ahorrarte los 200 euros de media al mes por los que sale alquilar un puesto en un espacio colaborativo y aflojar esos 6 euros por un café XL cada día. Aquí por 0 euros disfrutas de un puesto de trabajo, conexión a Internet, electricidad, calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. También hay baños.

Otro beneficio muy claro es el silencio. En una biblioteca todo el mundo trabaja, estudia o lee callado, algo que no siempre puede decirse de ciertos espacios de coworking. Algunos incluso son grandes estancias polivalentes donde se celebran cursos, talleres o congresos que pueden ser muy interesantes, pero también molestar a los residentes habituales. Desafortunadamente, hay coworkers que también resultan bastante bulliciosos y se supone que tampoco se les puede pedir que no hagan ruido.

Sin embargo, estos contenedores de incunables no son todo ventajas. Las bibliotecas también tienen sus peros. Si tu actividad laboral requiere de constantes llamadas o videollamadas seguramente una biblioteca no sea el mejor lugar para ti, a no ser que te busques una que haya habilitado salitas especiales. Además, en época de exámenes universitarios es posible que te cueste encuentran puestos libres. A partir de las 15h las municipales suelen llenarse bastante.

Depender exclusivamente de una red WiFi pública también puede ser un problema. En primer lugar, porque puede fallar o pueden realizarse tareas de mantenimiento ocasionales. Pero también, porque tienen limitado el acceso a ciertas webs, con un ensañamiento especial e inexplicable con las páginas https. No obstante, si dispones de una buena tarifa de 4G siempre puedes trabajar con tu propia conexión de datos usando el hotspot del móvil.

Madrid cuenta con numerosas bibliotecas públicas, municipales y de otros tipos. Antiguas, nuevas, con encanto… Y, seguramente, lo mejor de ellas es la amplitud de horarios que tienen, algo que no es habitual en otras ciudades en las que es común hacer un parón para comer. Si te decantas por acudir a estos centros para sobrellevar tu día a día como freelance, deberías dejarte caer por los siguientes en algún momento. Estas son algunas de las mejores bibliotecas para trabajadores autónomos que hay en la capital:

- Biblioteca Nacional: Con tres siglos de vida y un archivo impresionante la Biblioteca Nacional es el santuario para los bibliófilos en España. Sin embargo, si pretendes trabajar desde ella, debes saber que es necesario pasar unos trámites. Únicamente aquellas personas que pueden ser consideradas como ‘investigadores’ pueden tener acceso a su amplia y elegante sala de estudio. Poder escribir artículos o emails desde allí es una delicia, pero para ello tendrás que sacarte previamente el carnet de investigador.

Para poder acceder a esta sala tendrás que enseñar el carnet, dejar tu bolso o macuto en unas taquillas y pasar por el trámite de que te pongan una especie de código de barras a tu portátil o tablet. Quizás no te compense ir todos los días, pero sí de vez en cuando. Sobre todo, si estás interesado en documentarte sobre algún tema concreto. Hay que recordar que la Biblioteca Nacional alberga al menos un ejemplar de toda obra que sea editada en España.

Biblioteca de las Escuelas Pías: Ubicada en pleno barrio de Lavapiés es, sin lugar a dudas, una de las más bonitas de Madrid. Este conjunto arquitectónico del siglo XVIII que era un antiguo colegio para niños sin recursos fue reformado a partir de 2002 y es propiedad de la UNED (Universidad de Educación a Distancia). Aunque la zona de estudio/trabajo no es muy grande, resulta muy inspirador hacerlo bajo sus altos techos y su cúpula acristalada. Además, es espaciosa y tiene una buena luz natural.

Por si el interior de la biblioteca no te había inspirado lo suficiente en su azotea hay una cafetería que te ofrece una gran vista de los tejados y terrazas de la ciudad.

Biblioteca municipal Ana María Matute: Se abrió en 2013 y sus instalaciones son muy modernas. Es bastante grande, tiene espacios de trabajo bastante aceptables y una luz natural muy agradable. El personal también es bastante profesional.

El emplazamiento no podía ser mejor para ‘alimentar’ el espíritu. El freelance que acuda a ellas puede disfrutar de fenomenales vistas al Palacio Real, la Almudena o el Manzanares a través de sus gigantescas cristaleras. Además, hay un parque cercano para tomarse un descanso o comer cuando hace buen tiempo.

- Biblioteca municipal Mario Vargas Llosa: Es, junto a la anterior, una de las bibliotecas más modernas abiertas en la capital. Se inauguró a finales de 2014 y está junto al metro de Tribunal, ocupando un moderno edificio. Si no te fijas, de hecho, ni te darás cuenta de que ahí hay una biblioteca.

En su planta tercera cuenta con varias zonas de trabajo, divididas por edades y con alguna sala para grupos. Las mesas son anchas y espaciosas y pueden albergar hasta 8 puestos de trabajo cómodamente, con enchufes en la parte central. Mientras otras bibliotecas municipales cierran a las 19 o 20 horas ésta permanece abierta hasta las 21h.

Otra de sus mayores ventajas es su ubicación. Tiene a unos metros un mercado y está rodeada de bares y restaurantes. Además de la estación de Tribunal, también están cerca las de Alonso Martínez, Bilbao o Chueca. Así que si tienes que hacer visitas frecuentes a clientes por la zona centro este puede ser un buen sitio para servirte como centro de operaciones.

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando