elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Autónomo y asalariado: ¿cómo compatibilizar ambas facetas?

Si alguna vez te has preguntado si es posible compatibilizar el trabajar en una empresa privada y estar dado de alta en el régimen de autónomos, la respuesta es sí. Te explicamos cómo hacerlo

La Ley ofrece bonificaciones a los trabajadores pluriactivos

La Ley ofrece bonificaciones a los trabajadores pluriactivos // Steve Buissinne (Pixabay)

Autónomos

MERCADO LABORAL

Diana Fresneda

Diana Fresneda

La cifra de ocupados en España rozaba los 20 millones de personas al cierre del tercer trimestre del año, de las cuales casi 16,8 millones están afiliadas al Régimen General de la Seguridad Social y 3,1 millones se encuentran dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). A caballo entre ambos existe una categoría profesional que te permite compatibilizar ambas facetas: hablamos de la pluriactividad.

A través de este tipo de régimen, un trabajador puede compaginar una actividad emprendedora con un empleo como asalariado y, a su vez, cotizar únicamente por los rendimientos que realiza dentro de cada uno de ellos.

Así lo recoge el artículo 28 de la Ley de Emprendedores de 2013, actualmente en vigor, que también aplica una serie de beneficios respecto a la cantidad que deben abonar mensualmente, la base de cotización que les corresponde o las incompatibilidades que se aplican al trabajador pluriactivo. 

El objetivo es evitar que estos trabajadores incurran dos veces en el pago del mismo concepto tributario y al mismo tiempo facilitar a los nuevos emprendedores una fuente de ingresos fija al mes hasta que su negocio despegue.

Pero, ¿por dónde empiezo?

El primer paso será comunicar tu situación de pluriactividad a la Seguridad Social y a Hacienda. Al ser asalariado, únicamente deberás darte de alta cómo autónomo. Aquí te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

Una buena opción a la hora de lanzar un negocio es acogerte a este régimen, pues te garantiza seguridad financiera en la fase inicial del proyecto. Asimismo es importante conocer si tu contrato con la empresa cuenta con alguna cláusula de exclusividad que te impida acogerte a la pluriactividad.

¿Cuánto debo pagar?

Dado que ya estás cotizando por una actividad por cuenta ajena, la cuota de autónomos será menor a la que deberías pagar si se tratase de tu única actividad. Tal como recoge la Ley de Emprendedores, podrás acogerte a una determinada bonificación durante los tres primeros años.

En el caso de que seas asalariado con jornada completa, los primeros 18 meses podrás beneficiarte de una reducción de hasta el 50% en la base mínima y, durante los 18 siguientes, la reducción será de hasta el 75%. Por su parte, si estás contratado a tiempo parcial y tus horas superan el 50% de la jornada, te corresponderá una bonificación del 75% de la base mínima de cotización durante los primeros 18 meses y del 85% los 18 meses restantes.

La misma ley explica que estas medidas son incompatibles con otra clase de bonificaciones como la tarifa plana para autónomos.

¿Qué tributación se aplica?

En el caso de la pluriactividad, debemos tributar los ingresos como trabajadores por cuenta propia por un lado y los de asalariado por otro. Los autónomos deberán tributar trimestralmente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por rendimientos de actividades económicas y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), mientras que a los trabajadores por cuenta ajena les corresponde el IRPF por rendimientos del trabajo.

¿Cómo se cotiza?

La cotización a la Seguridad Social también se hace en dos regímenes distintos. Como autónomos, a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y como asalariados por el Régimen General de la Seguridad Social. En este último, hay una parte que corre a cuenta del trabajador -que se deduce del salario- y otra que paga la empresa.

Asimismo, tal como recoge el Real Decreto-ley de medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo aprobado el pasado mes de diciembre, podrás solicitar la devolución del 50% de la cantidad cotizada en 2019 por contingencias comunes a ambos regímenes si su cuantía es igual o superior a 13.822,06 euros.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando