elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Todo lo que necesitas saber antes de convertirte en autónomo

Si estás pensando en dar el salto e iniciar un nuevo proyecto, ten en cuenta estos consejos para convertir tu andadura emprendedora en todo un éxito

Evita riesgos y empieza con buen pie tu nuevo negocio

Evita riesgos y empieza con buen pie tu nuevo negocio // Andrew Neel (Unsplash)

Autónomos

LANZAR UN NEGOCIO

Diana Fresneda

Diana Fresneda

Iniciar un negocio se ha convertido en una alternativa real para combatir el desempleo y, a la vez, dar un giro a la vida profesional. En nuestro país, ya son más de 3,25 millones de personas las que desarrollan su actividad por cuenta propia y una cuarta parte de ellas tiene asalariados a su cargo.

Se trata, por tanto, de un colectivo que contribuye en gran medida con la creación de empleo y que genera alrededor del 15% del Producto interior Bruto (PIB) nacional. Tal es el impacto de los autónomos en España, que ocupamos la séptima posición entre los países europeos de la OCDE con mayor número de trabajadores por cuenta propia, según un estudio elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

Entre las ventajas de emprender, los trabajadores destacan la oportunidad de ser sus propios jefes, definir sus horarios o contar con una mayor capacidad de decisión y unos mayores ingresos. Sin embargo, cuando se refieren a los inconvenientes de su colectivo, resaltan las altas cargas administrativas y sociales o la elevada fiscalidad.

Por tanto, si eres de los que se ha lanzado a emprender, o estás pensando en ello, y no saber por dónde empezar, he aquí una serie de consejos para convertir tu nuevo negocio en todo un éxito.

Primeros pasos

Un negocio comienza con una idea y esto es algo que debes tener claro desde el primer momento. Sin embargo, un proyecto innovador no implica que sea garantía de éxito. Dedícale tiempo, investiga mercados, rastrea oportunidades de negocio y, sobre todo, presta atención a tu experiencia profesional. Vas a dedicar muchas horas a esta nueva andadura profesional, sobre todo al principio, por lo que te recomendamos que elijas algo que te motive, donde tengas práctica y muchos conocimientos.

Financiación

Tras conseguir la idea, el siguiente paso será cómo financiarla. Existe la opción de hacerlo de forma privada, pues la mayoría de bancos ofrecen planes pensados específicamente para autónomos.

Asimismo, el propio Gobierno da facilidades para emprender con una menor presión económica. Algunas dependen de la Seguridad Social como la capitalización o pago único por desempleo; la subvención de las cuotas de la seguridad social como alternativa al pago único; la tarifa plana durante el primer año de actividad o la compatibilización de la prestación por desempleo con el trabajo por cuenta propia. 

Además, también están disponibles una serie de subvenciones financieras -tanto nacionales como autonómicas-, con el objetivo de estimular el emprendimiento.

Burocracia

Probablemente uno de los peores trámites a la hora de emprender sea el ‘papeleo’ que hay que realizar en un primer momento. No obstante, tener claros los pasos a seguir puede ser una buena forma de agilizar el proceso. 

En primer lugar debes ir a la Tesorería General de la Seguridad Social y darte de alta en el Régimen General de Trabajadores Autónomos (RETA). En este paso, es muy importante tener en cuenta que deberás darte de alta en el RETA 60 días antes de iniciar la actividad profesional. También tendrás que pasar por la Agencia Tributaria y por el Ayuntamiento, en el caso de que necesites algún tipo de licencia para tu local. Echa un vistazo a esta guía rápida para conocer todos los pasos.

Protección social

Una vez dado de alta, deberás abonar la cuota mensual estipulada, incluso aunque no se haya generado facturación. El importe asciende actualmente a 283 euros/mes y la cuota mínima mensual de los autónomos societarios se ha aumentado en 6 euros/mes (83 al año).

El pago de esta cantidad te da derecho a cotizar por las mismas contingencias que los asalariados. De esta manera, tendrás derecho a cobrar la prestación por enfermedad profesional o accidente laboral (interrumpiendo la cuota desde el segundo mes de baja por enfermedad o incapacitación temporal hasta el momento del alta), la prestación por desempleo, la prestación por maternidad y la pensión de jubilación. Asimismo, podrás beneficiarte de formación continua y reciclaje profesional.

Fiscalidad

Ser autónomo también conlleva una serie de obligaciones fiscales que hay que afrontar de forma periódica. Aunque muchos optan por delegar este aspecto a un profesional, es conveniente conocer las normas tributarias básicas que afectan a tu negocio.

Excepto los autónomos societarios, que están obligados a saldar el impuesto de sociedades, el resto han de liquidar periódicamente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Además, durante los dos primeros años estarás exento de pagar el Impuesto de Actividades Económicas -a pesar de que es obligatorio darse de alta-, y también a partir del tercero si la cifra de negocios es inferior al millón de euros. 

Si necesitas ampliar la información, echa un vistazo a este reportaje sobre el precio de ser autónomo.

En este articulo: Emprender

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando