elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Estas son las ventajas que tiene trabajar desde un Starbucks

Los locales de la famosa cadena de cafeterías se han convertido en un refugio para muchos profesionales freelance. Te contamos algunos de sus atractivos.

Estas son las ventajas que tiene trabajar desde un Starbucks

Pixabay

Autónomos

TELETRABAJO

Alberto Payo

Alberto Payo

Desde que Starbucks comenzó a ampliar su presencia por toda la geografía española hace más de una década, muchos autónomos han hecho de sus locales su centro de operaciones. Aunque ahora entrar en cualquier cafetería o bar y pedir la clave del WiFi a cambio de una consumición es una práctica común, la empresa americana fue una de las pioneras en introducirla. Antes no estaba muy bien vista y, de hecho, se veía al que la solicitaba como una especie de ‘caradura’ o aprovechado. 

Sin embargo, tener Internet ‘gratis’ por tiempo ilimitado no es la única razón por la que muchos escogen sus locales para trabajar. En realidad, este posicionamiento de la firma de cafeterías como ‘templo para los autónomos’ es algo buscado, que forma parte de su ADN y para lo cual no escatiman en detalles.

“En Starbucks hablamos de que nuestras tiendas son ‘el tercer lugar’, porque están diseñadas para ser ese espacio perfecto entre tu casa y tu trabajo, donde poder reflexionar, crear, reunirte, compartir ideas...”, señala para BYZness Álvaro Vela, director de Marketing de Starbucks Iberia. “Las tiendas Starbucks son un lugar facilitador, con cómodos sofás, un cuidado diseño, luz natural, música agradable… donde sabes que vas a disfrutar de un gran café preparado justo como a ti te gusta y que tú serás dueño de tu momento, donde puedes estar todo el tiempo que quieras, sin que nadie te moleste, hacer tuyo el espacio”, 

Vela también explica que con la llegada de las nuevas tecnologías y su penetración en la sociedad Starbucks fue “un claro ‘early adopter’ en el sector de las cafeterías en España”, incorporando desde principios de los 2000 wifi gratuito para sus clientes. “La disponibilidad de wifi gratis reforzaba y consolidaba esta experiencia del ‘tercer lugar’, como componente facilitador para el usuario que lo estaba empezando a integrar en su día a día”, recuerda.

Cada mes se realizan en los locales de la firma 90.000 conexiones a Internet. Estos son algunos atractivos que desde nuestro punto de vista tiene trabajar en un Starbucks respecto a otras opciones.

Starbucks VS domicilio

Una ventaja importante de trabajar en un Starbucks frente a hacerlo en casa es que así puedes separar el espacio profesional del personal o familiar. Realizar tu actividad profesional en tu hogar presenta muchas tentaciones, como quedarse en pijama o hacer visitas frecuentes a la nevera, que de esta forma evitas. Además, tampoco te molestarán los otros miembros de la familia ni te entretendrás con tareas domésticas que tengas pendientes. 

En un Starbucks más o menos puedes tener los ruidos controlados. Suelen ser los mismos. Además, siempre puedes buscar un rincón más tranquilo o irte a la planta superior, que estará menos atestada. Pero depender siempre del trabajo en casa puede jugarte malas pasadas con colegios cercanos que hacen eventos especiales, obras, vecinos que ponen la música alta, ruidos en el patio, etc. 

Ir a uno de sus locales en lugar de quedarte en casa, también te ayudará a ahorrar en las facturas, sobre todo en la de la luz. El invierno o el verano son épocas en las que la factura se dispara mucho si estás tantas horas en el domicilio, ya que lo normal es que tengas que poner la calefacción o el aire acondicionado para tener una buena climatización. 

A no ser que hayas acondicionado en tu casa un despacho y una sala de visitas específica que estén algo aislados de las otras estancias, seguramente, no será el lugar más idóneo para recibir a clientes. En un Starbucks puedes quedar con quien quieras sin que te tengas que preocupar de que haya polvo, platos sucios o juguetes de los niños tirados por el suelo. 

Starbucks VS coworking

El beneficio más claro de escoger un Starbucks frente a un coworking para trabajar es el ahorro económico. Algunos espacios de coworking, sobre todo los que están en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, te piden entre 200 y 250 euros por un puesto fijo y casi 200 euros por compartir una estancia. En un local de la cadena solo tendrás que pagar por lo que consumas cada día. Es cierto que no son los cafés ni los postres más baratos del mundo, pero siempre puedes pedirte algo muy básico o de poco valor y podrás pasar toda la jornada allí sin problema.

Otro aspecto que puede hacer que te decantes por estas cafeterías es la amplitud de horarios. La mayoría de los Starbucks están abiertos desde primera hora de la mañana hasta las 10 de la noche. En un coworking suelen limitarte mucho en este aspecto. Es muy probable que solo puedas ir media jornada o salir como tarde a las 18 horas. Si necesitas quedarte trabajando hasta tan tarde ocasional o frecuentemente no es nada fácil que puedas hacerlo en un centro colaborativo o si lo haces, seguramente deberás de asumir un coste extra importante. 

Starbucks VS bibliotecas

Trabajar desde un Starbucks también cuenta con algunas ventajas claras que no podrás disfrutar si habitualmente pasas tus jornadas laborales en una biblioteca. Obviamente, en estos centros debes permanecer en silencio absoluto, lo cual es estupendo si tu oficio requiere de mucha concentración, pero puede limitarte en algunos aspectos para tu actividad profesional diaria. 

Por ejemplo, en un Starbucks puedes hacer llamadas telefónicas o mantener videoconferencias con clientes, socios, empleados, etc sin problemas. Incluso, tienes la oportunidad de utilizar los establecimientos de la cadena de cafeterías para agendar ciertas citas o reuniones presenciales. Eso será prácticamente imposible de hacer en una biblioteca, a no ser que esta tenga pequeñas salas de estudio habilitadas. 

Otro inconveniente de las bibliotecas respecto a los locales de Starbucks es su temporalidad. Y es que, durante la época de exámenes- sobre todo durante mayo-junio- las salas de estudio de dichos centros tienen una gran ocupación por parte de los estudiantes y es muy difícil encontrar un hueco libre. Los Starbucks no suelen sufrir este problema y su ocupación depende más de determinadas horas o días concretos (desayunos, comidas, eventos cerca, etc). Además, en verano algunas bibliotecas abren solo media jornada o incluso cierran. 

En este articulo: Autoempleo Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando