Cómo una app que utiliza técnicas de ahorro puede mejorar nuestras finanzas personales

La concienciación sobre la necesidad de ahorrar ha ido aumentando en los últimos años y se prevé que siga mejorando. Así, cada vez hay más métodos y herramientas que convierten en hábito el guardar dinero de manera progresiva. Es el caso de Arbor

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. // Andrew Khoroshavin (Pixabay)

Ahorro e Inversión

ASI ES ARBOR

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Arbor nació en 2017, después de que Nicholas Salguero, CEO y fundador se diera cuenta, tras el nacimiento de su hija de que existían muy pocas herramientas para ayudarnos a ahorrar y rentabilizar nuestro dinero. Así, ahorrar como cualquier otra meta se compone de “pequeñas acciones que repetidas suponen una diferencia sustancial”, tal y como declara Arbor.

Su propósito es mejorar la salud financiera de las personas. Por eso sus próximos retos son afianzar su posición como solución holística de Salud Financiera: ahorro, gestión de deuda e inversión, y el alcance a millones de usuarios, que va muy de la mano de la internacionalización. Además, quieren hacer su solución accesible para todo el mundo con una propuesta gratuita y extenderla a otros países.

¿Cómo se puede hacer el ahorro más accesible y rentable? Desde el punto de vista dela compañía, la clave está en "ahorrar pequeñas cantidades de manera recurrente y sostenida en el tiempo”. Ese es el pilar fundamental para obtener “un resultado relevante para tu salud financiera”. Y es que como cualquier hábito lo difícil es mantenerlo, por eso “automatizarlo y que una aplicación lo haga por ti aumenta las posibilidades de cumplirlo”.

Es aquí donde entra en juego la apuesta que tiene esta startup por las transferencias automáticas como método fundamental para gastar menos capital. En opinión de la empresa, esta opción “permite configurar transferencias semanales o mensuales del importe que se elija y el día que se prefiera”. El usuario lo configura y se olvida, la clave está en repetirlo tantas veces como se pueda y “mantenerlo como una rutina”. Con la constancia, ahorraremos más.

El redondeo y otras técnicas de ahorro

Uno de los métodos más eficaces para ahorrar más es el redondeo. Según expone la firma, esta estrategia supone de media “50 euros al mes para nuestros usuarios”, lo cual se traduce en 600 euros al año, teniendo en cuenta que, al ser céntimos, “hace que realmente se genere este ahorro sin darnos cuenta”. Esto es lo que más repiten sus usuarios, que realmente “ahorran sin notarlo”, destaca.

Aunque la técnica del redondeo es la más popular, no es la única con la que se pueden conseguir los objetivos marcados. Una opción es destinar “un porcentaje del salario mensual desde el momento en el que se cobra”, describe el CEO de Arbor. El usuario puede elegir qué parte de su sueldo irá destinado a ahorro antes de que, incluso le haya dado tiempo a contar con él. Ese porcentaje estará siempre disponible y “se puede retirar en el caso que sea necesario”, analiza.

A través de herramientas como el reto temporal el usuario puede elegir entre 12, 24 o 52 semanas y durante este periodo se pueden “hacer traspasos de, por ejemplo, un euro la primera semana, dos euros la segunda y así sucesivamente”, analiza. Mediante esta técnica el usuario podría ahorrar hasta 1.378 euros y, lo más importante, “sin darse cuenta”, ejemplifica. 

Por otra parte, con la transferencia periódica el usuario puede configurar, de manera semanal o mensual la cantidad de dinero que quiera traspasar a otra cuenta o a la propia hucha virtual. Para el experto, “no hay ahorro pequeño”, sino que la clave está en “hacerlo cuantas más veces mejor y sin que nos suponga un gran esfuerzo”.

La concienciación para cambiar los hábitos

¿Cómo nos podemos concienciar para cambiar nuestras rutinas de ahorro? El primer paso es poner a disposición de los usuarios información objetiva (basada en números) para que “entiendan los productos financieros poco recomendables como pueden ser las tarjetas de crédito con cuotas mensuales muy bajas”. 

Por otro lado, el experto resalta que es imprescindible facilitar “el acceso a la información y mejorar la educación financiera de las personas”. Y, en paralelo, aprovechar la tecnología para “facilitar la adquisición de hábitos financieramente saludables”. 

Por ejemplo, poniéndolo muy fácil: “que sea sencillo, automático e inteligente, es decir, que no suponga un esfuerzo adicional al día a día ajetreado que llevamos todos”. De igual modo, apoyando la constancia: “pequeños ahorros sostenidos en el tiempo, esto es lo que realmente mejora la salud financiera de las personas”. Variables que pueden hacer que nuestra mente cambie con respecto al dinero.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando