elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

¿Dejar el dinero ahorrado parado? Consejos para que tus ahorros no te den pérdidas

La filosofía del ahorro no tiene mucho calado aún en España. Menos de la mitad de los hogares lo consigue y muchos tienden a inmovilizarlo sin tener en cuenta aspectos como la inflación. Repasamos algunos consejos a tener en cuenta para no perder dinero

¿Dejar el dinero ahorrado parado? Consejos para que tus ahorros no te den pérdidas

Pixabay

Ahorro e Inversión

FINANZAS PERSONALES

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Solo el 43% de los hogares son capaces de ahorrar, según datos de últimos estudios como Inverco o Rastreator, aunque es cierto que, tal y como muestran las cifras del INE, la media se ha incrementado más de un 19%. Dicho de otro modo, el nivel más alto en los últimos diez años.

¿Esto que supone? Que cada vez, poco a poco, hay más conciencia sobre la importancia de apartar dinero mes a mes. Ser metódico en los hábitos, no gastar más de lo que se debe o tener la mentalidad de guardar para nuestra jubilación son tendencias que se están instaurando paulatinamente en España. Aunque hay mucho por hacer. 

Pero no todo se basa en ahorrar. Si por este concepto entendemos que debemos meter un dinero en una cuenta aparte sin más quizá estemos entendiendo mal cuál a de ser el procedimiento que tenemos que llevar a cabo para no tener pérdidas a futuro. Y es que tener el dinero “parado”, no solo dejaríamos de obtener intereses por ese ahorro, sino que además previsiblemente perderás “poder adquisitivo debido a la inflación (coste de la vida)”, expone Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank.

Hay muchos individuos que coinciden plenamente con estos conceptos, pero no consiguen encontrar el momento exacto para comenzar a cambiar sus hábitos. Según los expertos de BBVA, se debe a que en muchos casos “hay algunas dudas sobre cuánto dinero se debe meter en una cuenta de imprevistos y cómo debemos hacer el cálculo”.

¿Imprevistos? Un pequeño colchón de emergencia

Una de las principales recomendaciones por parte de los expertos es que hay cantidades que debemos apartar en lo que el Banco de España denomina como “fondo de emergencia”. Para entenderlo mejor esto no es más que un colchón de seguridad para poder abordar los gastos imprevistos. 

Esto nada tiene que ver con “dejar el dinero inmóvil”, puesto que precisamente es efectivo que movemos de nuestra cuenta habitual para abordar gastos extraordinarios como “el cambio de un frigorífico o la compra de un ordenador que se nos ha estropeado”, asegura Torre. Es decir, costes que tenemos que asumir, no de manera “habitual”, pero sí de manera “periódica”.

Ese dinero nos servirá para afrontar imprevistos y “situaciones de emergencia”, tal y como explica José Luis Herrera, analista financiero independiente. Lo que se recomienda, en este sentido, es que no se ingrese en ese fondo lo equivalente a “dos meses de ingresos”, afirma Torre. 

El factor inflación puede perjudicarnos

Después de que hayamos destinado parte de nuestros ahorros a ese “colchón de seguridad”, que no ha de exceder los ingresos que generamos en dos meses, cabe observar qué es lo que tenemos que hacer con el resto de nuestros ahorros. En esta línea, muchos españoles optan por una vía que consideran la más sencilla: apartarlo e ir generando más capital con la reducción de nuestro gasto.

Sin embargo, ese método tiene contraindicaciones bastante fuertes si pensamos en el largo plazo, en opinión de los expertos. Herrera expone que podemos correr el riesgo de que “suframos una pérdida de valor en el futuro”. Esto se debe a la inflación, dicho de otro modo, la subida de los precios de manera continuada. 

Un ejemplo sería, explica Torre, si tras apartar en el fondo de emergencias unos 3.000 euros, tomamos la decisión de con los otros 5.000 euros que hemos ahorrado meterlos en otra cuenta corriente. Pues con una media de inflación del 2% anual al cabo de una década tendríamos un poder adquisitivo de 4.250 euros. Es decir, habríamos perdido dinero. 

Invertir el resto de los ahorros

Por tanto, los especialistas coinciden en que hay que saber separar lo que se destina para pagar imprevistos (fondo de emergencia) con el resto de los ahorros. Para ese sobrante, la opción más recomendable es tratar de “rentabilizarlo a través de la inversión”, argumenta Torre. 

Para Herrera ese dinero “no hay que dejarlo parado y buscar réditos a través de la bolsa, directamente, o mediante vehículos como los fondos de inversión”. Y es que obteniendo rendimientos superiores al 2%, nos garantizaremos que no estaremos perdiendo “poder de compra” en el largo plazo, termina.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando