elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Generación Z: así son los productos de ahorro e inversión que les interesan

La generación Z tiene unas prioridades muy específicas. ¿En qué se fijan? ¿Hay productos de ahorro o inversión que se amolden a sus gustos?

Este grupo de edad desembolsa anualmente unos 830.000 millones de dólares en consumo minorista en Estados Unidos.

Este grupo de edad desembolsa anualmente unos 830.000 millones de dólares en consumo minorista en Estados Unidos. // Pixabay

Ahorro e Inversión

AHORRO E INVERSIÓN

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

No todas las generaciones tienen el mismo modo de consumir, de ahorrar o de invertir. La sociedad tiene unas preferencias dependiendo del grupo de edad en el que se encuentre, de cuándo haya nacido. Es lo que ocurre con la llamada Generación Z, los nacidos entre 1995 y 2015, cuyas prioridades son muy específicas. En este sentido, ¿en qué se fijan? ¿Hay productos de ahorro o inversión que se amolden a sus gustos? El foco se empieza a poner sobre ellos.

Esta generación se destaca por ser cauta con el dinero y sus prioridades a la hora de consumir “no tienen nada que ver con otras generaciones”, apuntan los expertos de BBVA. Es decir, sus preferencias se inclinan más del lado de las experiencias vitales que “de la posesión de una casa o un coche, algo más habitual en el pasado”, destacan.

Tal y como describe un estudio de la consultora Fung Global Retail & Technology, esto viene motivado por la presión que suponen las redes sociales, que incitan a los jóvenes a tener una vida emocionante, llena de vivencias para compartir. En este contexto, los nuevos consumidores tienen más interés en viajar, salir con los amigos y comer fuera, por lo que esto repercute en su manera de “entender el ahorro”, afirma Rafael Ojeda, analista independiente.

Según el estudio de Deusto Business School, ‘Generación Z: El último salto generacional’, los jóvenes entienden, apoyan y aceptan como algo normal esta forma de consumir, con la economía colaborativa como punta de lanza, y muchos de ellos, acabarán siendo, en el futuro, “ofertantes de este tipo de servicios”.

Un último informe de Piper Jaffray analizaba que este grupo de edad desembolsa anualmente unos 830.000 millones de dólares en consumo minorista solo en Estados Unidos. Esta evolución supone un desafío sobre las normas de consumo que tenemos a día de hoy. También, en la manera de entender productos financieros, puesto que “los jóvenes buscan una mayor digitalización y simplificación de los vehículos que se utilizan para ahorrar e invertir”, asegura Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank.

La Generación Z valora el dinero, ha visto de cerca lo que significa no poder afrontar el pago de la cuota hipotecaria a causa del aumento del paro por la Gran Recesión y, por ende, se da cuenta de la importancia de contar con un colchón financiero para afrontar fases de estrechez económica.

Torre cree que se puede sacar partido a través de inversiones en “fondos con fuertes apuestas por el entorno digital y las nuevas maneras de consumo”. Un ejemplo sería mirar productos que tengan exposición a empresas “como AirBnb, Spotify o Uber”, que  ya son referentes de esta nueva generación que busca experimentar más que poseer.

Ojeda también cree que hay productos indexados, que están “completamente digitalizados”, que reúnen las características para invertir que quieren estos jóvenes. Este auge ya se ha visto en Estados Unidos y poco a poco va penetrando en territorio español. Aunque queda mucho por recorrer, firmas como Indexa Capital, Finanbest, InbestMe o Finizens ya ofrecen este tipo de alternativas que pueden generar atractivo a este grupo de edad.

Digitalización del ahorro: la oportunidad de las fintech

Los expertos de BBVA consideran que la Generación Z busca la utilización de la tecnología a “favor del ahorro”. Y es que internet ofrece acceso a todo tipo de productos y siempre se puede dar con precios más asumibles. A falta de algunos productos que cubran las necesidades de estos adolescentes, cada vez hay más compañías Fintech que rompen con las cuentas tradicionales y que se están generando llamando a las puertas de los nacidos entre 1995 y 2015.

En España hay varias opciones que se pueden tener en cuenta. Por una parte, la fintech Rebellion: una aplicación desde la que los mayores de 14 años pueden abrir una cuenta y asociar una tarjeta virtual o física de prepago. Con ella se puede hacer un mayor control del ahorro.

Por tanto, las fintech han venido a cubrir algunas de esas necesidades ofreciendo soluciones que dan una cierta libertad a estos jóvenes consumidores y próximos clientes de las entidades financieras, concibiendo productos puramente digitales y con un elevado control parental. Algunos bancos están haciendo propias estas herramientas tecnológicas y ciertos neobancos también se están sumando a esta ola.

Así, ¿cuáles son las claves? Tal y como describen los expertos de Banco Mediolanum, la Generación Z busca productos de ahorro “transparentes”, en los que se esté a disposición del cliente. Informarle y hacer una planificación ajustada a sus necesidades, sin olvidar “las comodidades que proporciona la tecnología para que gestione su día a día”.

En este articulo: Producto financiero Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando