elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Así puede seducir el negocio de los créditos a las generaciones más jóvenes

El acceso al crédito se complicó y la mentalidad de los jóvenes se transformó con la crisis. Sergio Furio, fundador y CEO de Creditas, Fintech que está destacando en el negocio crediticio, da las claves sobre cuál es el futuro que está por venir

Así puede seducir el negocio de los créditos a las generaciones más jóvenes

Pixabay

Ahorro e Inversión

Entrevista a Sergio Furio, fundador y CEO de Creditas

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

La tecnología y los nativos digitales han puesto la escena patas arriba. Las compañías están cambiando y el ámbito financiero también. De ahí a que la solicitud de préstamos haya sufrido una evolución. Furio explica que desde el punto de vista del joven como cliente, el planteamiento es el siguiente: “los jóvenes quieren una solución rápida y sin compromisos. Quieren que le demuestres valor antes de trabajar contigo”. 

Dicho de otra forma, el CEO de Creditas señala que no deja de ser un segmento de la población que no le da importancia a la relación, sino que “se centra sobre todo en cómo solucionar un problema”. 

Esta empresa tiene un gran bagaje en el mercado brasileño para conocer cómo se puede intentar llegar más al usuario. Según apunta hay dos anomalías claras que han detectado en Brasil y que se pueden tomar de referencia. Por un lado, tipos de interés muy altos para los préstamos personales, que son extremamente populares, pero con tipos de más del 100% al año. 

Por otro lado, los brasileños utilizan muy poco crédito hipotecario, de hecho, sólo un 30% de la población lo tiene. De ahí a que juntaran las dos cosas para lanzar una plataforma digital que “utiliza las casas, los coches y tu nómina como garantía del crédito”. Con eso se reduce la morosidad y consiguen “entregar un tipo mucho más bajo que el que las personas obtienen con los préstamos personales”.

En este sentido Furio afirma que el propósito que tienen desde su compañía de “reinventar el mercado financiero” les encaja bien. Y es que además de querer un tipo de lenguaje diferente, que les sea entendible, también desean ver que “la propuesta económica es buena”. Un buen ejemplo, tal y como describe, serían productos “de anticipos de nómina o una expansión hacia espacios de coliving para jóvenes profesionales que quieren vivir cerca de la oficina”. Algo en lo que la firma que dirige está poniendo especial énfasis.

En su opinión hay que entender lo que le gusta a sus “tripulantes”. Todos queremos tener beneficios tipo Silicon Valley, pero hay que centrarse en lo que “realmente nos motiva”. 

A su juicio lograr el éxito en el mercado crediticio podría partir de combinar una estructura muy plana, “donde lo importante no es la experiencia”, siendo la clave es lo que uno aporta, con un sentido fuerte de dueño. Es decir, si quieres trabajar en algo, “eres el dueño de eso… tú eres el responsable de buscar la solución”, concreta.

Cambios y desafíos

Furio va más allá y considera que el mundo de servicios financieros, como lo heredamos, “va a dejar de existir”, puesto que no tiene sentido que generemos dinero “moviendo efectivo de un sitio para otro”. Si pensamos en lo que están haciendo Amazon, Facebook u otras compañías, ejemplifica, tenían un producto de consumidor y de ahí “lo llevaron hacia el mundo de servicios financieros”. 

Amazon gestiona el pago y financia sus clientes, Facebook entrando en pagos, Apple con su tarjeta. Estos serían ejemplos de la disrupción que está penetrando en el ámbito de los préstamos ¿Qué les queda a los bancos si esos nuevos jugadores ocupan el corazón del consumidor y además empiezan a gestionar su cartera? Para Furio, hay “mucho por hacer”.

Por eso, optan por tres activos de los consumidores en los que tienen interés y mucha experiencia “su casa, su coche y su nómina”, asegura. Dicho de otro modo, para estar en el centro de tu vida necesitaría ayudarte a hacer una mejor reforma de tu casa, cambiarte de coche, o estudiar para mejorar tu carrera profesional. 

Aun así, hay muchos obstáculos por delante que aún hay que subsanar. Furio analiza que sigue habiendo mucha desconexión “entre el joven español y el sistema bancario”. A su modo de ver, como entidades “no hemos sabido, probablemente, mostrar un nuevo mundo de soluciones” para esa nueva generación que “está mucho más orientada a sueños y propósitos”. Por lo que habría que seguir en esa dinámica. El crecimiento que queda en este campo puede ser inmenso.

En este articulo: Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando