elPeriódico economía

Lunes, 21 de octubre del 2019

Economyz

Así puedes 'jugar' con los tipos de interés para ahorrar

Los bancos centrales han emprendido un camino que parece que no va a tener vuelta a atrás: políticas monetarias laxas para fomentar el crecimiento económico y la inflación. Esto es algo que cambia el esquema del ahorro

Así puedes 'jugar' con los tipos de interés para ahorrar

Pixabay

Ahorro e Inversión

PLANIFICACIÓN FINANCIERA

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

El telón de fondo es complejo, puesto que dónde se solían conseguir pescar ganancias anteriormente, en efecto, ya no proporcionan ese plus a nuestros ahorros. Sin embargo, los tipos de interés abren posibilidades para que el dinero que tenemos guardado pueda seguir creciendo.

Ángel Olea, socio y director de inversiones de Abante, explica que la recomendación de cara a afrontar el segundo trimestre del año es que, aprovechando estos tipos en niveles mínimos, se siga “apostando por la bolsa”. Y es que con el precio del dinero tan “barato”, junto con unos datos macroeconómicos algo más débiles e inflaciones bajas, “creemos que el mejor activo para invertir a largo plazo es la renta variable, pero siendo más prudentes”.

Antonio Castelo, responsable de renta variable de iBroker, considera que en este escenario el ahorro puede “seguir incrementándose” si tomamos decisiones con la mesura que se requiere. La renta fija no es una opción por las rentabilidades tan bajas, pero en las acciones de la bolsa sí se pueden encontrar “esas oportunidades que pueden hacer crecer nuestros ahorros con el paso del tiempo”.

Simplemente, según aconsejan estos expertos, los ahorradores lo que deben hacer es mentalizarse de que su dinero no se puede multiplicar en poco tiempo. Castelo piensa que con estos interrogantes que se han abierto en el esquema actual, “es importante pensar en invertir pensando en los próximos cinco años”, para evitar sustos que podamos tener en el corto plazo. 

Eso sí, lo recomendable sería, añade, “la gestión táctica del riesgo, apostar por carteras globales y diversificadas y por una buena selección tanto de activos como de gestores”, para aprovechar todas las oportunidades que nos brinda el mercado. En los tipos bajos no se acaba el mundo, ni mucho menos. De hecho, es el panorama que llevamos teniendo en España en los últimos años. 

Cómo mover nuestro dinero para ahorrar más

Una vez que sabemos que la bolsa es el principal medio para generar un mayor volumen de ahorros, los expertos coinciden en que es preciso apuntar hacia compañías “con alta generación de caja y poca deuda”. 

Si nos centramos en sectores distintos, en tiempos más convulsos los desempeños suelen ser “bastante pobres y está claro que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras”, destaca Castelo. Pese a ello, un escenario de tipos bajos con riesgo de recesión suele afectar menos “al sector consumo y al sanitario”. 

En el punto opuesto nos encontraríamos con los bancos que, si bien se encuentran baratos en los mercados, es cierto que las políticas monetarias menos restrictivas lapidan sus márgenes de intereses y complican la evolución positiva de sus negocios. Por tanto, sería un segmento a evitar. 

¿Necesitas un crédito? Aprovecha ahora

Los expertos se ponen de acuerdo en decir que, en el caso de que tengas que solicitar un préstamo de cualquier tipo, lo hagas ahora. Es preferible que no esperes unos años, puesto que los tipos de interés más bajos son ventajosos en las condiciones crediticias que te ofrece el banco. 

Los créditos al consumo son productos financieros a corto y medio plazo. El tipo de interés que cobran suele ser fijo o variar muy poco, pues su plazo de amortización es reducido. Normalmente son más altos que los hipotecarios porque suponen un mayor riesgo para la empresa que presta el dinero, pero este interés también depende del precio oficial del dinero. De esta manera, los créditos ofrecen ahora un interés muy bajo (en torno al 6% en algunos casos) que los hace muy interesantes sin el temor a una subida de tipos en el medio y largo plazo.

En este articulo: Educación financiera Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando