elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Cuenta ahorro vs depósito bancario: ¿donde meter mis ahorros?

Cuando tenemos unos ahorros siempre se valora la posibilidad de sacar una rentabilidad por ellos, por lo que este tipo de productos bancarios cobran especial interés, pero ¿cuál es la mejor opción?

Cuenta ahorro vs depósito bancario: ¿donde meter mis ahorros?

Peter Fertig (Pixabay)

Ahorro e Inversión

PRODUCTOS FINANCIEROS DE AHORRO

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Las cuentas de ahorro son uno de los productos financieros más conocidos entre la población y por tanto, una de las primeras opciones para aquellas personas que tienen unos ‘ahorrillos’.

Los depósitos bancarios es otro producto que tiene la misma función que la anterior: el ahorro, pero aunque sean productos similares, “no son idénticos”.

Así lo apunta Jessica Llavero, analista financiera en HelpMyCash.com, quien añade que “ambos son instrumentos muy sencillos que consisten, básicamente, en depositar una cantidad de dinero en el banco a cambio de una rentabilidad, no tiene más complicación”.

Encuentra las 7 diferencias

La analista del comparador de productos bancarios ha analizado ambas opciones y ha sacado las 7 diferencias que se deben conocer y tener en cuenta antes de elegir una u otra opción. 

  • Rentabilidad: Según el Banco de España, las cuentas de ahorro ofrecen un tipo de interés medio del 0,03%, mientras que el de los depósitos es de un 0,04%. Aunque la diferencia puede ser mínima, tras analizar las diez mejores cuentas de ahorro, la TAE media es del 0,46% y los depósitos a plazo a un año de 0,77%.
  • Plazo: El tiempo que esté nuestro dinero en manos del banco es una de las diferencias más destacables, ya que al contratar un depósito a plazo fijo se pacta un plazo determinado. En el caso de las cuentas de ahorro tendrás más libertad sobre tu dinero porque no tienen plazo ni permanencia obligatoria.
  • Liquidez: Aunque cada vez existen más opciones de depósitos bancarios con cancelación anticipada sí es cierto que puede existir la posibilidad de que nos penalicen por concluir el contrato antes de tiempo, sin embargo, para recuperar nuestro dinero depositado en una cuenta de ahorro solo hay que ordenar una transferencia a nuestra cuenta bancaria asociada.
  • Rigidez: Los expertos lo tienen claro, en los depósitos únicamente se remunerará la aportación inicial que se realiza a la hora de contratar el producto y las cuentas de ahorro nos permiten una mayor libertad contando con la posibilidad de realizar las aportaciones que consideremos oportunas. 
  • Ingreso mínimo: Los depósitos bancarios suelen requerir una cantidad inicial mínima de entre 1.000 y 20.000 euros, mientras que las cuentas de ahorro se va a remunerar hasta el primer euro.
  • Abono de los intereses: Es importante conocer cuándo se abonarán los intereses generados y lo cierto es que en la mayoría de depósitos a plazo fijo el pago de intereses se hace al terminar el plazo de contrato, algo que en las cuentas corrientes suele haber más diversidad, siendo algunos casos mensual, trimestral, semestral e incluso anual.
  • Variación del interés: Para los expertos esta acción puede ser positiva o negativa. Asimismo, en el caso de los depósitos bancarios se sabe el interés exacto al que se va a remunerar nuestro dinero desde el momento de firmar el contrato y en el caso de las cuentas de ahorro está sujeto a cambios,algo que puede resultar beneficioso o no. 

A pesar de esto, “ninguna de las opciones es absolutamente mejor, ya que cada perfil de cliente tiene unas características financieras distintas”, asegura Llavero.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando