elPeriódico economía

Domingo, 17 de noviembre del 2019

Economyz

Cómo elegir qué cuenta bancaria te conviene más

Muchas veces elegir un producto puede ser un proceso complicado y más si se tiene en cuenta que cada vez hay más oferta.

Cómo elegir qué cuenta bancaria te conviene más

Unsplash

Ahorro e Inversión

ENTIDADES FINANCIERAS

Marta Gracia

Marta Gracia

El usuario que se quiera abrir una cuenta bancaria lo tiene difícil, ya que la oferta es cada vez más numerosa. A los bancos tradicionales se les ha unido las entidades fintech y los neobancos. Todos quieren diferenciarse en sus productos, por ello, el usuario tiene que mirar todos y cada uno de los puntos para poder elegir la cuenta que más le conviene.

Además, el Gobierno de España aprobó la creación de cuentas de pago básicas. Tienen un coste máximo de 3 euros al mes y son gratuitas para los ciudadanos más vulnerables, con ingresos inferiores anuales inferiores a 12.908 euros.  Su objetivo es facilitar el acceso a los servicios financieros "para permitirles realizar servicios bancarios básicos como tener domiciliada la nómina, disponer de una tarjeta de débito, realizar retiradas de efectivo en cajeros y transferencias", como explicó el Ministerio de Economía.

De esta manera, con todos estos datos, el usuario tiene que tener claras algunas cosas cuando vaya a elegir cuenta bancaria:

1. Qué comisiones tiene

A la hora de contratar una cuenta bancaria hay que fijarse bien en el tipo de comisiones que tiene o puede tener en el futuro o según las operaciones que realices. Existen comisiones por mantenimiento de cuenta, por sacar dinero en un cajero que no es de la entidad propia, por sacar dinero en el extranjero, por quedarse en números rojos o por las transferencias.

Muchas entidades en la actualidad ofrecen cuentas bancarias sin comisiones, pero hay que leer la letra pequeña, ya que te suelen “obligar” a realizar una serie de operaciones, ya sean al mes o al año.

2. Tipos de cuentas

No hay un solo tipo de cuenta bancaria, sino varios. Lo más habitual es catalogar como particulares o de empresa. Así entre las particulares hay varios subgrupos

  • Las cuentas corrientes, para llevar un operativa normal, como domiciliar ingresos, realizar pagos, emitir transferencias, tener tarjetas asociadas…
  • Las cuentas de ahorro. No suelen permitir las operaciones anteriormente mencionadas ya que están concebidad para ahorrar.
  • Las cuentas nómina. Son cuentas corrientes, pero con el requisito de domiciliar la nómina.
  • Las cuentas infantiles. Son cuentas creadas para que los menores de edad puedan aprender a gestionar su dinero. Lo más habitual es que sean cuentas de ahorro y que no tengan comisiones.

3. Cajeros y oficinas cercanos

A la hora de elegir banco y cuenta bancaria, uno de los puntos a tener en cuenta es que haya cajeros u oficinas cerca. De esta manera, el usuario podría utilizar el cajero de su entidad sin problema y sin miedo a tener que pagar una comisión. Asimismo, pensar en las oficinas de la entidad cerca de tu zona de residencia o trabajo, puede ayudar a facilitar ciertas operaciones. Sin embargo, hay que ser consciente de que hoy en día muchas operaciones se realizan por internet y que muchos bancos tienen convenios entre ellos para no tener que pagar comisiones.

4. Requisitos de la cuenta

Todas las cuentas no son para todos los usuarios, es decir, hay personas que no tienen acceso a contratar algunas cuentas. En algunos productos, hay que cumplir una serie de requisitos que no tiene porque cumplir todo el mundo. Por ejemplo, como hemos dicho en el punto número uno, muchas cuentas no te cobran comisión siempre y cuando cumplas unos requisitos como domiciliar la nómina, tener siempre un saldo o hacer un número determinado de operaciones. También hay otras cuentas que son accesibles a todo el mundo, ya que no tienen ningún requisito de apertura.

5. La rentabilidad que te ofrece la cuenta

Es importante también conocer la rentabilidad que nos puede ofrecer la cuenta bancaria. Según el tipo de cuenta que elija el usuario podrá tener o no rentabilidad. De hecho, una cuenta corriente no ofrece, normalmente, ninguna rentabilidad, porque suele usarse para gestionar los pagos diarios.

Pero si se quiere algo de rentabilidad, se puede optar por una cuenta de ahorro, que normalmente son las que mayor rentabilidad proporcionan. Por otro lado, cada vez se están viendo más cuentas corrientes con remuneración.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando