elPeriódico economía

Domingo, 17 de noviembre del 2019

Economyz

Cómo elegir un depósito bancario (y cuáles merecen la pena)

El depósito bancario es un producto de ahorro que da una remuneración, pero hay que tener en cuenta el plazo, la rentabilidad o las posibles comisiones

Sucursal de Ibercaja en Barcelona

Sucursal de Ibercaja en Barcelona // Jordi Cotrina

Ahorro e Inversión

AHORRO E INVERSIÓN

Marta Gracia

Marta Gracia

Los depósitos bancarios a plazo son productos de ahorro en los que el cliente entrega una cantidad de dinero a una entidad de crédito durante un tiempo determinado. Transcurrido ese plazo, la entidad lo devuelve, junto con la remuneración pactada. Los depósitos más habituales son los de plazo fijo.

Tradicionalmente, las familias españolas han preferido invertir en depósitos antes que en fondos de inversión, según datos de Inverco. Pero desde agosto de 2017, la tendencia se ha revertido. Los ahorradores han cambiado su forma de invertir y prefieren correr un poco más de riesgo y obtener más rentabilidad. Hay que tener en cuenta una serie de cosas como la rentabilidad, el plazo o las posibles comisiones.

1. Plazo y modalidad

Hay que tener en cuenta el plazo y la modalidad del depósito según tu planificación financiera. Hay tres tipos de depósitos: Depósitos a plazo fijo: son los más conocidos. El dinero depositado en ellos se remunerará a partir de una rentabilidad fija que no dependerá de factores externos durante un periodo de tiempo contratado.

Depósitos estructurados: ofrecen una rentabilidad más alta, pero está sujeta a varios factores, que nos pueden dejar sin remuneración.

Depósitos combinados: coexisten varios productos de inversión: uno de ellos siempre es un plazo fijo y el otro suele ser una renta variable como un fondo de inversión, un plan de pensiones, índice bursátil...

2. Impuestos

No hay que olvidar que hay que pagar impuestos por las ganancias que obtengas. En España, los ahorradores tendrán que pagar un 19% de sus ganancias a Hacienda, si los intereses obtenidos pasan de 6.000 euros, pero los impuestos cambian según el país.

3. Rentabilidad del depósito

En este punto hay que tener dos aspectos en cuenta. El primero es el Tipo de Interés Nominal o TIN, que es la rentabilidad que ofrece el banco. El segundo de los aspectos es la Tasa de Anual Equivalente, la rentabilidad real porque descuenta los gastos y las comisiones del TIN. Esta tasa es útil para comprar productos financieros.

Así que si el cliente invierte 10.000 euros en un depósito de interés fijo a 1 año con un TIN del 2% y retira el dinero pasado ese tiempo ha ganado 200 euros antes de impuesto.

4. Comisiones y pagos

Hay que leer bien el contrato para saber si existe algún coste en caso de retirar tu dinero antes de la finalización del plazo. Cuándo vamos a contratar un depósito bancario, necesitamos abrir una cuenta de banco en que puede tener intereses altos, aunque lo normal sería que este tipo de cuentas estuviese libre de comisiones, pero normalmente viene con comisiones escondidas, lo que está considerado por el Banco de España como una práctica pésima por las entidades, que vuelven buenos productos en productos pésimos.

¿Qué depósitos merecen la pena?

La llegada de 2019 ha traído algunos cambios al mercado de los depósitos a plazo fijo. Ahora bien, el interés máximo que podrás obtener por tus ahorros sigue siendo del 3% TAE. Uno de los factores más importantes a la hora de elegir un depósito u otro, además del interés, es el tiempo en el que dejas tu ahorro en el banco sin poder tocarlo. Los depósitos van desde un mes hasta plazo indefinido. La opción más reducida tiene menos oferta.

Según la página web Kelisto.es, la mejor propuesta que puedes encontrar es el Depósito Univía de Unicaja, con el que obtendrás un rendimiento del 0,03% TAE. El único requisito que la entidad exige es disponer de un mínimo de 6.000 euros. Los intereses los recibirás cuando llegue la fecha de vencimiento del producto, a finalizar el mes.on la llegada del año nuevo, se han producido cambios en la oferta de los depósitos a tres meses.

Si prefieres tener el dinero invertido un poco más de tiempo, pero a corto plazo podría ser interesante los depósitos a tres meses. El top 1 de Kelisto.es es el Depósito Personal  a tres meses de FimBank, que este mes ha subido su interés, y te pagará un 0,88% TAE a vencimiento. Para hacerte con él, tendrás que tener un saldo mínimo de 1.000 euros.

Por otro lado, Banco Mediolanum es la entidad con el producto más atractivo del mercado para seis meses, ya que contratando el Depósito 3,0 MIX podrás obtener un beneficio del 3% TAE por tus ahorros. Las condiciones de este depósito son que tendrás que aportar un saldo entre 2.000 y 500.000 euros y dejarlo durante un plazo de seis meses.

Para aquellos que no tengan prisa por recuperar sus ahorros y quieran obtener el interés más alto del mercado, hay depósitos a más de 24 meses. La oferta más atractiva para este plazo es el Depósito a 10 años de Banco Sistema, una entidad italiana cuyos productos se pueden contratar a través de Raisin. Su propuesta te permitirá conseguir uno de los intereses más altos del mercado: 2,01% TAE -que cobrarás a vencimiento- aunque para ello tendrás que tener un saldo mínimo de 5.000 euros.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando